Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, aunque siempre hay excepciones. Pues bien Fernando Torres regresa al Vicente Calderón, siete años después, pero no es que vaya a jugar contra los Atléticos, es que "el niño", que ya no es tan niño, regresa a su casa, a la liga BBVA, para jugar con el equipo de su vida, el que llena su corazón. Algo que nadie puede dudar, si se han visto las imágenes de cuando Torres pidió perdón a la afición colchonera, al meterle un gol con la camiseta del Chelsea. 

Con lo que en la capital de España, se dará a partir de enero, una segunda parte, de momento la cosa promete, pues la afición está encantada con su llegada, el tiempo nos dirá sí esta secuela confirma la regla o bien se convierte en excepción. Lo que sí se sabe con certeza, es que el acuerdo se entre Miguel Ángel Gil, Milán y Chelsea se produjo ayer por la tarde, y en este se especifica que Torres jugará en el Atlético de Madrid hasta junio de 2016. El "niño" se sumará a la disciplina de Diego Pablo Simeone en la próxima semana. Por otro lado, Cerci se marchara al Milán incorporándose al club italiano el próximo sábado en Dubai.

Según parece, el regreso de Fernando Torres ha sido a petición del Cholo Simeone que ya había solicitado su fichaje en el pasado verano, aunque Gil Marín no pudo atender su petición.

Anuncios
Anuncios

El Cholo volvió a pedir su contratación hace tres semanas y viendo los resultados, se puede decir que no perdierón el tiempo en desatender la petición del técnico argentino.

Fernando Torres dejó el Atlético de Madrid en julio de 2007. En aquel momento el Liverpool inglés, llego a pagar 35 millones de euros por su traspaso. En Anfield consiguió batir todos los récords convirtiéndose en el gran ídolo de The Kop, hasta que en enero de 2011 el Chelsea se lo llevo pagando por él 60 millones de euros, siendo así el traspaso más caro de la historia entre clubes de la Premier League hasta el momento. Este pasado verano, el Chelsea de Jose Mourinho cedió al jugador español al Milán.