Alberto Contador, cuando acaba de cumplir 32 años, se atreve con el que probablemente será el mayor reto de su carrera deportiva. Así, esta temporada 2015 que entra, el ciclista madrileño tratará de conseguir la victoria tanto en el Giro de Italia como en el Tour de Francia. Este hito solo ha estado al alcance de muy pocos nombres en la historia del ciclismo y todos ellos miembros del Olimpo del deporte del pedal. Bernard Hinault, Miguel Indurain, Eddy Mercks, Fausto Coppi, Jacques Anquetil… Son posiblemente, los mejores ciclistas de la historia. Todos ellos lograron en algún momento de su carrera, la victoria en el mismo año en las dos pruebas por etapas. La dificultad estriba en los momentos de la temporada en que ambas se desarrollan y también, en la tradicional dureza de la montaña de la prueba italiana. Si uno llega en forma a las brutales cumbres dolomíticas en el mes de mayo, es difícil que pueda mantener el pico de forma a finales de julio. Sin embargo, tales dificultades no parecen asustar a Contador, que este invierno está llevando a cabo su preparación en alturas volcánicas.

Así, el equipo empezó a conocerse subiendo el Kilimanjaro, para luego seguir cerca del Teide, en Tenerife. Tras el obligado descanso de las fiestas navideñas, el equipo volverá a un nuevo volcán, esta vez el Etna, en Italia, para luego ya iniciar las competiciones de 2015.

La primera carrera seria para Contador será la Vuelta a Andalucía, que todavía no había corrido en toda su vida. El hecho de que esta carrera se televise y las necesidades publicitarias del equipo así lo aconsejan. Pero también, es una buena prueba de toque para ir preparando el Giro de Italia que es la primera gran vuelta del calendario. En Andalucía además, se encontrará con uno de sus rivales más correosos, Chris Froome, del equipo Sky, quien también estará comenzando su preparación. Pero donde verdaderamente ambos se verán las caras, será en el Tour de Francia, en el mes de julio. Allí se verá quién ha preparado mejor la temporada, con permiso del resto de aspirantes.