La Real Sociedad ganó claramente al Elche con un 3 a 0, que contó como estrella al mexicano Carlos Vela, jugador franquicia de los blanquiazules vascos.

Es la tercera victoria de un equipo que solo había ganado en casa a Real Madrid y Atlético de Madrid hasta la fecha. El rival de la Comunidad Valenciana no fue nunca un equipo compacto y se vio constantemente superado por una Real  que presionó desde el primer momento a los jugadores ilicitanos que fueron desbordados por completo, lo que dio a los pocos minutos el primer gol de Vela de cabezazo certero ante el que no pudo hacer nada el portero del Elche.

A pesar de la lesión de Aguirretxe, no fue impedimento para que los donostiarras dominaran al rival, el cual no pasaba apenas del medio campo. Tanto dominio tuvo reflejo con el gol en el minuto 35 de la primera parte y su protagonista volvió a ser un Carlos Vela de disparo ajustado.

Los dos equipos se fueron al descanso de manera tranquila y con un conjunto franjiverde del que se esperaba más para el inicio de la segunda parte. La asociación con Carlos Martinez a los pocos minutos del reinicio volvió a dar sus frutos, llegando un tercer gol que terminó de finiquitar un partido que careció de tensión ante la inferioridad del rival.

El técnico escocés Moyes empieza pues, de la mejor de las maneras, con una victoria que deja constancia de la reacción de una Real Sociedad de la que nunca hubo duda de la técnica o valía de sus jugadores pero al que no le acompañaban los resultados y, sin victorias, los presidentes se ponen nerviosos pagando el pato el entrenador, como ocurrió con Arrasate.

La mejora evidente del equipo vasco tiene como cruz las malas sensaciones de un elche que no parece haber empezado bien una liga en la que una plantilla muy corta está pagando las estrecheces y que deberá esperar al mercado de invierno para reforzarse si quiere tener opciones de permanencia cara a un final de liga. Como todos los años, se presumirá muy igualado. La lucha será grande ya que las diferencias económicas entre jugar en la primera y segunda son colosales.  #Futbol