El técnico de la selección japonesa Javier Aguirre ha dicho en rueda de prensa que no siente temor alguno porque la justicia española le haya mencionado entre los 42 imputados por el sonado caso de los partidos amañados entre el Levante y el Zaragoza que se realizó el 21 de mayo del 2011 y que está siendo investigado por la Fiscalía Anticorrupción. "Llevo 39 años en el fútbol profesional y en ellos no tengo ninguna mancha en mi carrera".

Es la primera vez que el técnico mexicano habla sobre este tema en rueda de prensa, y lo hizo ante los medios nipones para aclarar su presunta implicación de la que se siente muy seguro que saldrá bien plantado porque es inocente, dice no ha recibido ni recibirá regalo alguno. Ha matizado que nunca supo que se había hecho algo en contra de los intereses de la ética y en lo profesional.

De lo que no quiso hablar fue de que existen algunos documentos probatorios en su implicación según algunos medios de comunicación de España. Dijo que sus abogados le han aconsejado hablar solamente ante el juez y que lo hará cuando sea llamado y si su trabajo así se lo permitiera, porque está en preparación para la Copa de Asia de su equipo los "Samurái blue".

Tendrá que ir a Valencia (España), porque allí está la sede del tribunal que maneja su caso, por el supuesto amaño que le dio al Zaragoza los tres puntos que necesitaba para evitar su caída en segunda división. La Querella la presentó la Fiscalía Anticorrupción por un posible fraude deportivo para la que el Código Penal prevé duras penas que van desde uno a cuatro años de cárcel, y la inhabilitación a nivel profesional. Los del equipo de Zaragoza pagaron al Levante 965.000 euros para perder y que ellos se mantuvieran en primera división, lo que llevó al Deportivo de la Coruña a bajar a segunda.

El equipo de Aguirre en Japón estará concentrado desde el lunes 29 de diciembre en Chiba (al este de Tokio), y marcharán hacia Australia el día 2 de enero para participar en la celebración de la Copa de Asia los días 9 y el 31 de enero. #Futbol