Kobe Bryant ha conseguido este año superar en número de puntos anotados, al mítico Michael Jordan, pero también está consiguiendo hacer su peor temporada de toda su carrera. No es nada raro si tenemos en cuenta que el jugador insignia de los Lakers, tiene ya 36 años y lleva 19 temporadas jugando en la NBA al máximo nivel, algo que todo el adicionado al básquet agradece. Y es que no se puede olvidar el carácter competitivo de esta superestrella del baloncesto, que ha conseguido conquistar cinco anillos, en su afán de ser el nuevo Jordan.

Pero ya queda lejos, el mejor juego de este jugador, y cada vez es más evidente que le pesan los años. El partido de ayer fue un clarísimo ejemplo, los los Lakers perdieron frente a Sacramento. Pero la noticia no era la nueva derrota de los angelinos, que con esta suman ya tres seguidas, sino el pésimo partido de Kobe. Sí, consiguió 25 puntos, pero con 8 tiros acertados de 30 realizados, un escándalo para la estrella del equipo.

Pero no quedaron ahí sus malos números, ya que en pérdidas de balón también destacó, perdiendo un total de 9 balones, pero ya no solo fue los que perdió, sino que cuando él estaba en la cancha los angelinos no sabían que hacer, llegando a perder 18 balones. En el último cuarto del partido, volvió a entrar en pista para jugar los últimos seis minutos, en los que el partido se encontraba en un 90-91 y en ese tiempo firmó un 1/7, con tres desastrosos triples, que mando al limbo y dos pérdidas totalmente innecesarias. Algo que ya viene siendo habitual, pues en estos tramos decisivos de partidos en los que hay igualdad, está consiguiendo un terrible parcial de acierto de 29/82, aproximadamente un 35%.

Tras el encuentro, Kobe estaba muy afectado, sólo 48 horas después de fallar ante los Thunder uno uno de esos tiros ganadores que antes nunca fallaba.

Anuncios
Anuncios

Quizá está empezando a notar el peso de esos más de 35 minutos de media por partido que a sus 36 años parecen ser demasiados minutos, hasta apara quien ha logrado superar al mítico Jordan.