Lewis Hamilton es un británico de bandera. De hecho es todo lo británico que es Lewis Hamilton, porque cuando se trata de pagar impuestos lo de ser británico deja de serle aplicable, pues para contribuir al país en cuya bandera se envuelve se declara monegasco. Para el bicampeon del mundo de Fórmula 1 la bandera británica está muy bien a la hora de captar fans y que se le apoye como el piloto de Reino Unido del momento pero cuando llega la hora de pagar impuestos prefiere irse a Montecarlo y pagar allí sus impuestos, que por supuesto son mucho más económicos.

Muchos en el Reino Unido le afean que use su bandera cuando le conviene y que declare su amor a su país con sus palabras y sus actos huecos mientras cuando llega la hora del compromiso real con el país que le vio nacer.

Anuncios
Anuncios

Su amor a la madre patria desaparece para abrazar la mucho más cómoda y abrigadita bandera bicolor del Principado de Mónaco, que raspa mucho menos que la Union Jack.

De hecho estas semanas ha habido un cierto revuelo en las redes sociales con este asunto, dado que el piloto ha obtenido la victoria en el campeonato del mundo y ha decidido sacar al asfalto del circuito la bandera británica, en un gesto de cierta hipocresía. Preguntado por la posibilidad de ser consecuente con este acto y regresar al Reino Unido para pagar allí los impuestos que se deduzcan de sus múltiples y muy cuantiosas recompensas por sus años en los circuitos, el piloto ha afirmado que no tiene la más mínima intención de regresar legalmente al Reino Unido.

Los analistas empiezan a sospechar que esta es una de las posibles razones que han llevado a que la popularidad del piloto británico esté a estas alturas por los suelos.

Anuncios

El mayor nicho de popularidad del piloto, la tierra que dice representar, empieza a cansarse en muchos casos de ser un trozo de tela sin significado. Esto le está costando muchos fans al piloto, que ya no le sienten como suyo. Muchos piden que ese amor que expresa por la Union Jack se refleje en el país que con tanto orgullo la ondea.