Los Ángeles Clippers están en la zona tranquila de la clasificación de la Conferencia Oeste. Van quintos y necesitan quedar al menos octavos para poder acudir a las eliminatorias por el anillo en las que la gloria se decide en muy pocos partidos y en las que es muy posible llegar a ganar el anillo con una temporada regular muy irregular. Este logro ha sido gracias a sus jugadores estrella, especialmente a sus tres grandes bases-escoltas Chris Paul, Jamal Crawford y Jordan Farmar, que aseguran al equipo un gran control del balón, y a la gran figura del equipo, Blake Griffin. Por el contrario, los Indiana Pacers están en la zona baja de la clasificación de la Conferencia Este, mucho menos competitiva, con 8 victorias por 18 derrotas, lo que no dejaba muchas esperanzas de triunfo en este partido.

Anuncios
Anuncios

En los tres primeros cuartos el partido discurrió por los caminos esperados. Dos equipos, uno de ellos con calidad individual y otro con calidad táctica, sacando a relucir sus mejores armas y obteniendo de ello un resultado razonablemente igualado aunque con ligeras ventajas para Los Ángeles Clippers al imponer la enorme calidad individual de Blake Griffin en los momentos decisivos, en los que solo hay que darle la pelota para que solucione una situación apurada. Las defensas estuvieron bien y en el aspecto ofensivo ninguno de los dos equipos estuvo especialmente desacertado con lo que se llegó al cierre del tercer cuarto con un marcador de 72 a 78 para Los Ángeles Clippers y un último cuarto en el que en principio tenían la ventaja pero que se les podía torcer en un par de malos lanzamientos.

Anuncios

Y nada más empezar el cuarto los de Indiana Pacers complicaron mucho el partido a los angelinos con un parcial de 13 a 3 que ponía claramente por delante a los visitantes y empezaba a extender la preocupación en el Staples Center. Sin embargo, Los Ángeles Clippers pusieron a funcionar la defensa y en más de 8 minutos los visitantes solo lograron 11 puntos por los 18 de los locales. Tras esto los californianos solo tuvieron que tirar de oficio y ganar el partido por pura calidad. Al final 100 a 102 y victoria de Los Ángeles Clippers.