Los Ángeles Clippers son ahora mismo uno de los equipos con mejores estadísticas de toda la Conferencia Oeste. Llevan 17 victorias por solo 7 derrotas y han logrado jugar de igual a igual con escuadras como los Memphis Grizzlies de Marc Gasol o los San Antonio Spurs de Manu Ginobili. Cuentan en su equipo con uno de los mejores jugadores de la liga, Blake Griffin y además tienen también entre sus filas a tres grandes bases-escoltas que aseguran un control del balón muy profundo, Chris Paul, Jordan Farmar y Jamal Crawford. Por el contrario los Detroit Pistons llevan 20 derrotas en 25 partidos y muy pocos son los que esperan que al final de la temporada este sea un equipo que pueda llegar a luchar por un puesto en los playoffs, pues no parecen capaces de ganar partidos de manera sostenida.

Anuncios
Anuncios

Todos preveían en resultado que al final tuvo lugar.

El primer cuarto fue el de calentamiento para Los Ángeles Clippers. Plantearon un juego de control del balón y jugadas largas y trabajadas que permitieran asegurar las canastas y por lo tanto una anotación sostenida a lo largo de todo el cuarto, lo que les permitió plantear una defensa menos agresiva de los acostumbrado que no costara a los jugadores más importantes del equipo faltas personales gratuitas que les pudieran sacar del partido. Al final del cuarto 27 a 29 para los californianos.

En el segundo cuarto los jugadores de Los Ángeles Clippers pusieron sobre la cancha una estrategia mucho más agresiva tanto en defensa como en ataque que sacó rápidamente a los Detroit Pistons de sitio y puso el marcador en clara ventaja para los de casa, que solo tuvieron que ir presionando la defensa de sus rivales para marcar puntos con relativa facilidad mientras una defensa adelantada por parte de los jugadores exteriores del equipo achicaba el campo de juego para los Detroit Pistons y les forzaba a arriesgar balones que acababan por costarles oportunidades ofensivas que acabaron por ser muy valiosas.

Anuncios

Este cuarto acabó con 26 a 17 para los angelinos y un global de 11 puntos de ventaja.

En el tercer cuarto el planteamiento siguió siendo el mismo y en esta ocasión Los Ángeles Clippers sacaron un rédito de 12 puntos en un 31 a 19 que acabó con lo poco que quedaba del partido y que llevó a que ambos equipos dejaran el último cuarto para los jugadores menos utilizados y el partido se cerrara con un 113 a 91 que dejaba a Los Ángeles Clippers como ganadores.