Desde hace mucho tiempo en el balompié mexicano se estila que los dueños de equipos del sector profesional le den poder absoluto a sus Directores Deportivos para el armado de los planteles. Es cosa común en nuestro bendito #Futbol que primero se contraten a los refuerzos y después se fiche al Director Técnico.

Lo más increíble es que los entrenadores no tenga respeto por su profesión  y se presten a este tipo de "enjuages" con tal de tener trabajo o mantenerse vigentes. Las consecuencias todos las conocemos, los equipos comienzan a perder, entran en profundas crisis de resultados y finalmente fracasan. ¿Qué se hace en esos casos? La directiva toma la enérgica decisión de echar al técnico de manera inmediata por su falta de capacidad para manejar el gran equipo que le "habían" armado.

Anuncios
Anuncios

Es muy raro que cuando los objetivos no se cumplen los Directores Deportivos se hagan  cargo de sus errores  y renuncien a sus cargos. No, aquí eso es impensable.

Para muestra podemos citar lo que sucede en este momento en Cruz Azul, quienes anunciaron la llegada de los refuerzos extranjeros Roque Santa Cruz, Juan Carlos Toff­olo (Alemao), y Carlos Lizarazo. Al cuestionarle al técnico Luis Fernando Tena los motivos de haber solicitado estos refuerzos, el "Flaco", admitió que son fichajes de Agustín Manzo, el Director Deportivo de la Máquina, e incluso en el caso de Alemao y Lizarazo, dijo no conocerlos, pero sentenció que confía en el criterio del directivo cementero al elegir a estos elementos.

Luis Fernando, manifestó que todos los jugadores extranjeros que llegan a la institución son seguimiento de Agustín Manzo y fue claro en señalar que en todos los equipos el director deportivo es el que da seguimiento a las contrataciones, y por ende, son los que deciden qué jugadores vienen a México, en el caso de los jugadores nacionales, dijo que pueden opinar.

Anuncios

Una situación similar se dio con las águilas del América donde fueron anunciados como refuerzos para la campaña próxima; Darwin Quintero, Miguel Samudio, Darío Benedetto y Cristian Pellerano. La directiva del América encabezada por Ricardo Peláez hizo el anuncio a menos de 24 horas de haber salido campeones del torneo Apertura 2014, insólitamente cuatro días después se anunció la llegada del entrenador Uruguayo Gustavo Matosas, se podría pensar que el timonel charrúa fue el que los eligió, pero curiosamente estos jugadores los había solicitado un semestre atrás el estratega saliente Antonio Mohamed.

La crisis en Chivas se debe en gran parte a la injerencia que por muchos años tuvieron en el armado de los planteles los Directores Deportivos, así vimos desfilar a Ivar Sisniega, Juan José Frangie, Pedro Sáez, Rafael Lebrija, Rafael Ortega, Dennis Te Kloese, Juan Manuel Herrero, Francisco Palencia y Rafael Puente. Hasta ahora, José Manuel de la Torre, ha venido a cambiar los procesos y el mismo ha decidido los jugadores que necesita para intentar salvar del descenso al Guadalajara.

Anuncios

Si el técnico arma su equipo y posteriormente fracasa, lo más lógico es que tenga que ser destituido, en ese caso se puede entender que venga otro timonel a trabajar con el material humano que le deja su antecesor. Pero que un entrenador llegue a un equipo con jugadores que él no pidió, es como que otro le venga a elegir a los hijos que va a tener.

Así las cosas, en el futbol mexicano vivimos el "Mundo Alrevés"