Si los estadounidenses albergaban alguna duda sobre quién es a día de hoy el pívot más dominante y decisivo en la NBA, jornada a jornada, día a día, las actuaciones de Marc Gasol están empezando a despejarlas. Desde luego, los que sí que no tienen duda alguna son los 17000 espectadores que cada noche de partido abarrotan las gradas del FedEx Forum de Memphis. Para ellos, está más que claro. De hecho, en el último encuentro jugado en este campo, que terminó con una nueva victoria de los Grizzlies, esta vez por 114-105 contra los Dallas Mavericks, todo el estadio atronó las gradas gritando “MVP, MVP” dedicado al jugador español.

Reclamando, aunque aún queda toda la temporada, que el premio al Most Valuable Player (Jugador más valioso) del año recaiga sobre Marc Gasol. Esa noche, mientras el estadio gritaba su nombre, el pívot firmaba una treintena de puntos con unos porcentajes fabulosos, 12 de 13 en tiros libres y 9 de 14 en tiros de campo. Gasol, que promedia casi 20 puntos y 8 rebotes por partido, se une a los nombres más importantes de la NBA, las verdaderas estrellas, que son las que habitualmente suenan para recibir este tipo de premios. Hablamos de Lebron James, James Harden o Blacke Griffin.

El público de Memphis no es el que tiene esta opinión y, de hecho, todos los analistas le dan como favorito para recibir el premio al MVP de noviembre. Byron Scott, el que fuera escolta y hoy es el entrenador de Los Angeles Lakers manifestó que era, de largo, el mejor pívot de la NBA.

La extraordinaria temporada de Gasol, que está siendo la mejor de su carrera hasta ahora, no ha pasado desapercibida a ninguno de los ojeadores de las grandes franquicias de la NBA que están tratando de tender sus redes para cuando el jugador termine contrato. Sin embargo no parece que los Grizzlies estén dispuestos a dejar salir a una de sus joyas y ya se habla de una renovación que supera los cien millones de dólares por cinco años. Entre tanto, la franquicia de Memphis se codea con los mejores equipos de su conferencia y es, a día de hoy, uno de los favoritos al título.