Los Miami Heat son ahora mismo uno de los equipos que está en disposición de luchar por uno de los puestos en las eliminatorias de playoffs al título de campeón de la liga de baloncesto de los Estados Unidos, aunque ahora mismo no están en disposición de derrotar a equipos como los Golden State Warriors, los Memphis Grizzlies o los Portland Trail Blazers en el caso de que en las finales se enfrentaran a ellos. De hecho, en vista del actual equipo resulta complicado poder pensar que puedan realmente ganar siquiera las finales de conferencia que les enfrentarían a equipos como los Toronto Raptos, los Chicago Bulls o los Atlanta Hawks. Sin embargo, sí están mejor que los Boston Celtics, que ni siquiera han logrado estar entre los equipos que ahora mismo pueden presumir de estar en los puestos que dan acceso a las eliminatorias.

Anuncios
Anuncios

Ambos son equipos que en este momento son fallidos en lo que se refiere a los resultados, pues de ambos se esperaba mucho más.

Una vez en la cancha el planteamiento de los Miami Heat fue muy claro. Haciendo uso de las estrellas que aún permanecen con el equipo fueron poco a poco imponiendo su calidad en la cancha para tener un mayor control del juego, un control de la pintura mucho más profundo y una capacidad de anotar desde más allá de la línea de triples más consistente, aplicando el puro peso de las habilidades de sus jugadores para poder llegar a ganar el partido desde el principio hasta el final del choque. En ningún momento establecieron grandes diferencias, de hecho ganaron todos los cuartos pero al final del partido solo habían sacado 16 puntos de ventaja, pero fueron minuto a minuto minando a sus rivales hasta que no fueron capaces de pelear el partido.

Anuncios

Al final del encuentro el marcador del American Airlines Arena de Miami reflejaba un 100 a 84 que resulta muy poco ante la enorme superioridad que sobre la cancha se pudo ver entre un equipo que tiene calidad pero no sabe sacarle el provecho que se esperaba y un equipo que ha perdido a todos sus grandes jugadores y ahora solo espera a que pase la temporada para tratar de hacerlo mejor en la siguiente.