Los New Orleans Pelicans son ahora un equipo que navega por el centro de la tabla en la liga de baloncesto profesional de Estados Unidos. Ha ganado tantos partidos como ha perdido y solo el hecho de encontrarse encuadrado en la Conferencia Oeste, la más competitiva de las dos, le ha llevado a no estar en este momento el puestos de playoffs. Por el contrario, los New York Knicks no han logrado más que 4 victorias en los 23 partidos que han disputado a lo largo de la temporada, lo que es una estadística nada halagüeña si esperan poder disputar al final de la temporada las eliminatorias por el anillo. El partido parecía sentenciado desde el inicio.

Anuncios
Anuncios

Los jugadores de los New Orleans Pelicans salieron a la cancha con ganas de acabar con rapidez el partido, pero se encontraron con una defensa competente en el otro lado de la cancha. El juego durante todo el cuarto estuvo muy trabado y en defensa los de Luisiana no tuvieron demasiados problemas en encontrar el modo de no permitir a los de la Gran Manzana ponerse por delante en el marcador. Al final del cuarto 28 a 27 para los New Orleans Pelicans y mucho juego aún por disputar.

El segundo cuarto fue un calco del primero, con ambos equipos presionando la salida de balón de sus rivales y muchos problemas para anotar, aunque en muchos de las jugadas ofensivas el balón acababa por entrar tras muchos movimientos de balón y circulaciones. Al final 25 a 26 para los New Orleans Pelicans y otro punto que añadir a la ventaja.

Anuncios

En el tercer cuarto el panorama no varió en exceso y de nuevo los New Orleans Pelicans se impusieron en el marcador y en la cancha, pero no lograron obtener los enormes réditos que de su juego podría esperar extraerse. Al final 21 a 23 y una ventaja ya de cuatro puntos.

En el último cuarto los New Orleans Pelicans se pusieron el traje de faena y en muy pocos minutos rompieron el partido a su favor y abrieron la brecha que acabaría por darles el partido por 104 a 93. Un partido muy trabado y con muy cortas diferencias pero que sobre la cancha pareció claramente dominado por el equipo que acabó por salir victorioso de la contienda.