Los Utah Jazz son uno de los equipos con mayor capacidad de control del juego en defensa de toda la liga, quizá solo superados por los Detroit Pistons. Sin embargo, no son capaces de convertir esa enorme defensa en victorias por falta de una buena disposición en la faceta ofensiva que transforme todas esas jugadas fallidas de sus oponentes en canastas fáciles que vayan poco a poco minando las posibilidades de los rivales de ganar partidos frente a los Utah Jazz. Por el contrario, los Philadelphia Seventy Sixers son uno de los equipos con peor defensa de la liga y solo una faceta ofensiva especialmente brillante les permite ganar partidos, y aun así es equipo que no gana una cantidad especialmente alta de partidos.

Anuncios
Anuncios

Parecía que la victoria sería para los Utah Jazz y al final así fue el resultado final del encuentro.

Ya en el primer cuarto los Utah Jazz comenzaron a acosar a sus rivales, que en ningún momento tuvieron posibilidades de meterse de lleno en el partido y que fueron minuto a minuto y canasta tras canasta quedándose atrás. Los Philadelphia Seventy Sixers estaban haciendo un partido relativamente solvente, pero no eran capaces de hilar las jugadas y en cada uno de los lanzamientos realizaban intentos de canasta más forzados por los Utah Jazz que decididos por ellos, lo que no es excesivamente práctico si se pretende que cuando suene la bocina que marca el final del partido sean más los tiros acertados que los fallados.

Durante la parte central del partido pareció que algo podían llegar a lograr, pues en esos 24 minutos sacaron un rédito de 9 puntos, sin embargo fue solo un espejismo producto del descanso que estaban teniendo los Utah Jazz a la espera de volver a la carga en el último cuarto y dar el golpe definitivo a un equipo que no estaba en disposición de plantarles cara.

Anuncios

Al final 88 a 71 y una victoria muy clara para los chicos de Salt Lake City, que no tuvieron problemas para ganar a unos Philadelphia Seventy Sixers que sencillamente no estuvieron en ningún momento dentro del partido.