Matosas se mostró agradecido a la directiva de América por confiar y contratar sus servicios como nuevo técnico de las Águilas, para a continuación no perder la ocasión de felicitar al club por su reciente campeonato y a su antiguo técnico Antonio Mohamed por su gran trabajo que les llevó a la consecución del título mexicano.

Aseguró estar acostumbrado a una fuerte exigencia, tanto en su etapa en los banquillo como en la que tuvo anteriormente en su época de jugador. Tuvo muchas ofertas y se decidió por esta ya que la llamada que recibió de los directivos apostando por su estilo le llevo a aceptar el nuevo reto con el club.

En cuanto a los refuerzos, cree que son los correctos pero que siempre se puede mejorar y se están estudiando algunas alternativas; si fuera por él se hubiera traído a más de la mitad del León pero es consciente de lo solicitados que están sus ya ex jugadores y de las posibilidades del club.

El entrenador Uruguayo (aunque nacido en Argentina) hizo especial mención a que quiere un equipo que tenga intensidad, más que una apuesta única por el buen juego; en el caso particular de algunos jugadores trató de hablar claro. Sobre Paul Aguilar cree que tienen que hablar las partes y tomar una decisión correcta para todos, y en cuanto a Miguel Layún piensa que no habrá problema para que pueda continuar por todo su pasado, pero más que cosa suya es de la directiva del equipo.

Más distendido habló de que pese a no poder prometer más que trabajo y sacrificio, su reto ahora mismo es encontrar una vivienda en el DF. Empezará a entrenar el 26 de diciembre con las miras en ver en profundidad con lo que cuenta la plantilla y en base a eso construir un equipo en el que todos puedan aportar y tengan su oportunidad.

El primer amistoso de las Águilas será contra el Monterrey en la ciudad texana de Houston y que servirá como preparación y uno de los primeros test para una plantilla que desde hace pocas horas cuenta con un nuevo e ilusionado preparador técnico, Gustavo Matosas #Futbol