La raquetbolista mexicana Paola Longoria presentó el martes pasado su torneo Invitational 2014, que contará con la participación de las mejores exponentes del raquetbol mundial.

La jugadora azteca, quien fue despojada de una racha de 152 partidos ganados de forma consecutiva por la estadounidense Rhonda Rajsich, tendrá la oportunidad de recuperar la senda del triunfo en su propia país durante la gira que realizará a partir de este miércoles, la Ladies Professional Racquetball en la Ciudad de Monterrey, Nuevo León.

"Realmente no voy por una revancha ante Rhonda, pero si me toca enfrentarme con ella, sería muy bueno y si no pues lo más importante será ganar el torneo", aclaró Longoria.

Anuncios
Anuncios

La Invitational 2014 reparte una bolsa de 47 mil 700 dólares y da puntos dobles para el ranking del LPRT, que encabeza la mexicana.

Ante decenas de periodistas que se dieron cita en un céntrico hotel de la capital de la República Mexicana para la presentación oficial del evento, Paola, no ocultó su felicidad por competir en suelo mexicano, ya que generalmente juega en el extranjero.

"Es una motivación extra, siempre lo he dicho, para mí no es presión, es una motivación el estar en casa, en mí país, con toda la gente apoyándome porque casi todo el tiempo compito en el extranjero" manifestó Paola al ser cuestionada por los distintos medios de comunicación presentes en el evento.

Cabe señalar que el Invitational contará con las mejores 27 jugadoras del orbe, entre ellas, Rajsich, Frederique Lambert, Samantha Salas y Verónica Sotomayor.

Anuncios

Por cierto que otro atractivo será ver a las mexicanas Longoria y Salas participando en el dobles donde también buscarán llevarse la corona.

"El año pasado Samantha y yo nos quedamos en el segundo lugar y pues nos gustaría ganarlo. Yo creo que ha sido un buen año para ella y para mí ganando el Campeonato Mundial y ahora los Centroamericanos ganando la única medalla que nos faltaba", expresó Paola, quien por cierto recibió este miércoles el Premio Nacional al Mérito Deportivo de manos del Secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, en representación del Presidente de México Enrique Peña Nieto. Será la primera vez en 39 años, que un mandatario no acuda a la entrega del galardón deportivo.