El campeón de la Champions Ligue Europea, Real Madrid, se mostró imponente ante su similar de la Concacaf de la sexta edición, Cruz Azul mexicano. La noche pasada, los campeones se enfrentaron en la semifinal del torneo internacional de clubes llamado (Mundialito), que se disputó en la ciudad marroquí de Marrakech

Aunque el resultado final marcó diferencia de 4 goles, el Real Madrid tuvo complicaciones en el campo para dominar a los mexicanos. Los azules, desde el inicio al final, mostraron confianza en sí mismos para mover el balón.

Así mismo, el equipo favorito por la afición europea, vuelve a verse superior para ganar otro partido más con el que clasificó a la final, donde jugadores como Isco, Cristiano Ronaldo, Benzema, tienen la capacidad de solucionar encuentros debido a su reconocible ataque, de la cual se bastan para alimentar al Real Madrid. 

Por otro lado,  el Cruz Azul mexicano desde los primeros 45 minutos se mantuvo firme liderando al rival en el dominio del balón, consiguiendo un penalti en el cual, Torrado fue el protagonista. Sin embargo, San Iker Casillas (como le llaman algunos comentaristas deportivos en España), no perdonó. Tras esta única oportunidad visible, el equipo mexicano cambio de actitud y fue de esta manera como los merengues aprovecharon para golear. 

El defensa del Real Madrid, Sergio Ramos, quiso tener su contribución a la victoria, poniendo el 1 a 0 en la pizarra electrónica; con un cabezazo que dejó helados a los jugadores del Cruz Azul. Después de encajar el primero, el club mexicano racionó unos diez minutos hasta que llegó el segundo gol marcado por Karim Benzema con un pase por banda de Carvajal terminando el primer tiempo.

Ya para la segunda mitad, el Madrid no tardó en aumentar su cuenta goleadora gracias a un gol del galés Bale, un jugador que está en racha de juego ya que ha ganado un puesto en la alineación en las últimas jornadas, con un cabezazo que casi sentenció el encuentro y permitía a su equipo jugar con más tranquilidad. Pero Isco Alarcón no quería quedarse atrás, así fue que puso su granito de arena para cerrar la goleada y darle el pase a la final al Real Madrid.