Los Memphis Grizzlies llevaban una racha espléndida de seis victorias consecutivas, conseguidas, además, contra adversarios de relieve. Sin embargo, el partido jugado este fin de semana contra los Chicago Bulls y que anticipaba un duelo fratricida entre hermanos, que no llegó a producirse por la abulia de ambos, ha supuesto un punto de inflexión en este momento de la temporada y ya es la segunda derrota consecutiva la que cosecha la franquicia de Memphis.

Esta vez, frente a otro de los favoritos al título que tampoco estaba teniendo un inicio de temporada muy regular: los Cleveland Cavaliers, que comanda el Rey Lebron James. Lebron dio un festival y con un doble-doble de 25 puntos y 11 asistencias se mostró imparable para la defensa de Memphis. La única buena noticia, quizá, es que Marc Gasol volvió a recuperar las sensaciones pasadas y su capacidad anotadora estuvo de nuevo en las medias de la actual temporada. Gasol terminó el partido con 22 puntos y 11 rebotes, un nuevo doble-doble que fue insuficiente para que el equipo pudiese discutir la victoria a los Cavaliers.

De hecho, solo en el primer cuarto hubo cierta igualdad y a partir de ahí el partido se movió siempre en márgenes cómodos para los Cavaliers que barrieron con tiros de tres la canasta de Memphis sin que estos pudieran contestarles. Es más, los triples empiezan ya a resultar un serio problema para el equipo y en los últimos partidos han recibido un número de ellos excesivamente alto. La cosa se complica más cuando ellos solo son capaces de anotar un ridículo seis por ciento para firmar una tarjeta de uno de dieciséis. Así es imposible ganar ni a los Cleveland ni a ningún otro equipo.

En esta ocasión, además, la baja de Zach Randolph motivó que no fuesen tan intimidadores en la pintura como en otros partidos por lo que no se pudo equilibrar el desacierto en el perímetro con un buen juego interior. Los Grizzlies descienden al tercer puesto de su conferencia y pierden el segundo a favor de los Portland Trail Blazers. Al contrario, los Cleveland se colocan terceros en su división, a un solo punto de los Chicago Bulls de Pau Gasol.