Este domingo ha sido un revuelo en el Monumental Estadio Jalisco, casa de los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara, quienes han hecho mucho al regresar al máximo circuito, sin embargo, las jerarquías salen a flote, y es que a pesar de ser visitante en este histórico inmueble, las Chivas son locales a pesar de los pocos aficionados universitarios que, ilusionados, creían ser mayoría en el graderío.

Desde que el día comienza, en toda la ciudad se siente el apoyo a los rojiblancos, caminando por cualquier lugar, atraviesan toda la Calzada Independencia con la playera rayada, algunos con banderas, otros con trompetas, algunos más cantando, y una vez en el interior del Estadio, se respiran aquellos campeonatos ganados, aquellos jugadores que han portado la playera más importante del fútbol mexicano, el grito de Chivas retumba y hace un eco infinito hasta el más recóndito lugar del Coloso, su grama verde es como el cielo, así se siente cuando saltan once mexicanos vistiendo esos colores que identifican a los del rebaño sagrado. La Nación Chiva sabe que es el momento de reconciliación con el equipo a pesar de los últimos años en los que han caído al final de la tabla porcentual. Y es que duele, para cualquier chiva hermano, es la primera vez en la historia que se ha caído tan bajo, y esto no se perdona al dueño y directivos que han dejado caer al glorioso equipo del rebaño.

Pero hoy, después de la fiesta que hubo el domingo pasado en el Estadio Omnilife, cuando se le ganó a los Pumas de la UNAM, se ha iniciado un viaje de la mano a darlo todo, afición y jugadores, y es que se ve y se siente esta comunión que ha despertado la garra en los jugadores y la pasión y apoyo incondicional de la Nación Chiva. Así pues, la ilusión, la garra, la pasión, ha regresado, se espera aún más, se espera lo esencial que es jugar al fútbol, como siempre caracterizó al Guadalajara, con empeño a generar jugadas a la ofensiva y con gran despliegue por toda la cancha, eso, solo los grandes lo hacen, y las Chivas rayadas del Guadalajara, esto es su destino.  #Futbol