Cristiano Ronaldo sacó del atolladero al Real Madrid y lo puso de nuevo en el camino de la victoria este domingo al derrotar 3-0 al Getafe. El astro portugués anotó dos goles, mientras que Gareth Bale clavó uno más para darle los tres puntos a los merengues.

Javier Hernández volvió a lamer la banca por cuarta ocasión consecutiva y no se ve para cuándo Carlo Ancelotti le dé oportunidad de jugar unos minutos en la Liga, toda vez que el Madrid ha sido eliminado de la Copa del Rey, donde era más factible que el mexicano pudiera tener actividad.

A pesar del dominio de los blancos, el primer tiempo se fue sin goles, por una parte gracias a la cerrada defensiva que presentó el Getafe y, por la otra, a la suerte que se puso del lado de los más débiles.

La primera anotación del cotejo llegó a los 63 minutos y fue un verdadero poema de gol que surgió en una gran pincelada #Futbolística de Karim Benzema y que terminó con la definición de Cristiano Ronaldo. El francés sacó de sus botines una excelsa jugada en la línea de fondo donde dejó pidiendo limosna a dos defensores y después metió una diagonal retrasada a la llegada de CR7, quien mandó a guardar la pelota al fondo de la cabaña enemiga.

Luego de quitarle el cerrojo al portón del Getafe, los galácticos se metieron hasta la cocina del Coliseum Alfonso Pérez y comenzaron a cocinar la victoria. Así cuatro minutos después del primer gol, los blancos volvieron a pegar con tubo en una jugada tejida entre James Rodríguez y Gareth Bale. El colombiano metió desde la banda de la izquierda un servicio medido para el galés quien definió con suma tranquilidad.

Con el rival herido de muerte y tirado en el suelo, el equipo de Carlo Ancelotti siguió machacando las heridas y al 79 propinó un tercer golpe que sentenció la historia en favor de los merengues y dejó a los locales con una derrota que los pone de cara al descenso y una suma de nueve partidos seguidos sin ganar.

Real Madrid termina la primera vuelta de la Liga como líder absoluto y un partido menos por jugar.