El delantero mexicano, Chicharito Hernández, deberá replantearse su carrera en este mercado de verano que se aproxima; si busca ser titular, o simplemente un suplente más.

El jugador azteca desde que debutó en el máximo circuito de #Futbol, se planteó ir por la gloria en cada pisada, balón y anotación que iría realizando a lo largo de su carrera. Con Chivas lo logró, a sus escasos 17 años debutó con el conjunto de Guadalajara, sin embargo, su comienzo no fue del todo claro al conseguir solo una anotación durante sus primeros dos años en el primer equipo rojiblanco. Y todo trabajo tiene sus resultados, el delantero mexicano, en su tercer y cuarto año con el cuadro tapatío, logró recomponer el camino siendo pieza fundamental de las Chivas o coronándose  como máximo goleador del futbol mexicano, anotando en 21 ocasiones durante el 2009-10. 

Por su gran consolidación con el Rebaño Sagrado, aunado a haber logrado hacer un buen mundial con la Selección Nacional durante Sudáfrica 2010 anotando en 2 ocasiones, Chicharito Hernández decidió realizar el sueño que todo futbolista se plantea en su carrera: viajar al viejo continente buscando la gloria. 

Todo parecía ser muy complicado en su viaje con el Manchester United en Inglaterra, nadie creía el fichaje por parte del equipo rayado. A propios y extraños nos sorprendió. Sin embargo, se convirtió  en pieza clave de aquel cuadro del señor Sir. Alex Férguson, pues no cualquiera logra romperla en Inglaterra, y mucho menos, en el Manchester United: el delantero Azteca, lo consiguió durante sus primeras instancias anotando en cada cancha que pisaba, y fue gracias a su gran mentalidad y preparación ante todo.

Sin embargo, sabemos que todo lo que sube termina por bajar, y así mismo es en el futbol mundial -no todo delantero logra ser un goleador durante toda su carrera- y Javier Hernández decayó, y sin su director técnico Sir. Alex Ferguson, quien optó por el retiro, comenzó el descenso en la carrera titular del mismo Chicharito Hernández, pues es lógico que pueda competir con delanteros con mucho más técnica que él, y Moyes, fue uno de los que prefirió justamente eso, la técnica ante la rapidez y movilidad del jugador tricolor.


De nueva cuenta llegó cedido a uno de los mejores clubes del mundo, recalando en el Real Madrid y,  de nueva cuenta, se encuentra marginado de la titularidad, siendo ya el momento idóneo para que el futbolista se replantee si quiere ser un suplente de elite o un delantero constante en un equipo de media tabla de Europa, donde todavía podría resaltar más sus cualidades ante el arco rival en un equipo más modesto, donde sí podría tener una oportunidad pues difícilmente pueda repetir con un cuadro grande aquella historia que vivió con el Manchester United.