El entrenador Javier Vasco Aguirre y el defensa Héctor Moreno habrían tomado parte en un cotejo arreglado, cuando se enfrentó el Espanyol al Osasuna, esto según investigaciones en España.

Sin haberse recuperado totalmente de su despido de la selección japonesa de #Futbol por habérsele relacionado en una investigación por arreglo de partidos cuando era entrenador del Zaragoza, el mexicano Javier Aguirre parece que podría recibir otra grave acusación.

De acuerdo a lo que publica el periódico deportivo Marca , Aguirre está siendo investigado por la Fiscalía Anticorrupción de España, por el partido que se realizó el 11 de mayo del año pasado, entre el Espanyol y el Osasuna. Por aquel entonces, los llamados Periquitos del Espanyol, eran dirigidos por el técnico azteca.

La indagatoria, de acuerdo al reporte difundido, estaría enfocado al Osasuna, pero el Vasco Aguirre también estaría involucrado, lo mismo que el defensor mexicano Héctor Moreno, quien jugó completó aquel partido defendiendo los colores del Espanyol.

El encuentro habría estado arreglado por cuestiones de apuestas y a final de cuentas, ambas escuadras igualaron a un tanto. En la penúltima jornada del torneo español de la campaña pasada, el equipo catalán llegó casi con la permanencia garantizada; inclusive con el punto de ese empate, logaron salvarse del descenso.

Por lo que se refiere al Osasuna, precisaba de puntos para mantenerse convida en el certamen, lo cual no pudo lograr. El tema es que los Periquitos llegaron a este partido frente al Osasuna con dos caídas en fila y cuatro juegos sin poder ganar, incluyendo un par de empates. Eran los locales y los obligados a vencer y sospechosamente no lo consiguieron.

Según el reporte del diario Marca, la investigación se extiende más que solo al resultado de este partido. Se piensa que existe una red de apuestas profesional, la cual estaría relacionada con el marcador final del encuentro y en que ciertos integrantes de ambas escuadras habrían apostado unos 250 mil euros, a la opción de igualada, lo que finalmente aconteció en la cancha del Cornellà-El Prat.

Cabe mencionar que un mediocampista argentino, Daniel Armenteros, quien actualmente juega para el equipo mexicano Jaguares de Chiapas, participó también en varios minutos de ese partido, defendiendo los colores del Osasuna.

El  27 de febrero, el Vasco deberá presentarse ante un juez de Valencia para rendir su declaración, al hallarse involucrado también en el arreglo de otro partido, en este caso entre el Levante y el Zaragoza, del año 2011.