Después de la humillante derrota que sufrió el Real Madrid ante el Atlético de Madrid en un festival de goles que terminó 4-0, resultado que hizo oscurecer el ambiente en el Santiago Bernabéu dejando sin palabras a unos decepcionados hinchas.

Pasado esto, Carlo Ancelotti necesita recuperar la confianza de sus seguidores retomando el vuelo y asegurando su lugar en la tabla de posiciones de la Liga Española que alcanzó hace más de 100 días.

"Empezamos una semana muy importante para nosotros. Es una semana que puede aclarar lo que va a pasar en el futuro", expresó la mañana del viernes el técnico merengue, Carlo Ancelotti, quien tiene muy claro que el Barcelona intentará tomar ventaja de cualquier error para deshacerse del cuadro blanco en el campeonato.

El Real Madrid tendrá que salir hoy con todo ante Deportivo la Coruña, que acumula dos victorias y un empate en sus tres últimos partidos, para recuperar un poco de lo perdido, aunque no lo tiene fácil debido a las ya conocidas bajas que conforman las filas del club, Luca Modric, Sami Khedira, James Rodríguez, Sergio Ramos y Pepe, se unió está semana Fabio Coentrao con una lesión muscular llevando al italiano a completar la convocatoria con miembros del filial, el defensa Derik y el mediocampista Alvaro Medrán.

La línea defensiva del Madrid es la que los está dejando al descubierto luego de su actuación en el pasado partido donde el cuadro merengue terminó en blanco por primera vez en lo que va de campaña y a cambio se llevo cuatro tantos, y es que con las bajas de la media cancha hacia atrás Ancelotti se ha quedado sin variantes por lo que le tocará poner toda su confianza en lo poco que le queda.

"No va a cambiar mucho comparándolo con el sábado. Son los mismos. Voy a poner a Arbeloa en la plaza de Carvajal; Illarramendi, en la de Khedira. El resto son los mismos" ; indicó el técnico, quien no tiene muchas opciones, además del partido que se le viene tiene que tener en mente el encuentro del próximo miércoles ante el Schalke, razón por la que Lucas Silva, a pesar de sentirse listo para jugar de titular, le tocará sentarse en el banquillo.

Luego de que la imagen del equipo quedará destrozada por la derrota, esto acompañado con una ráfaga de críticas, Carlo Ancelotti no puede darse el lujo de perder otra vez en el Bernabéu, ya que la recriminación de la afición será aún mayor, poniendo en duda la capacidad del equipo y la innecesaria millonaria inversión en fichajes, debido a que esas acciones no aseguran victorias.

Ancelotti se pronuncia con respecto a la frustración de los aficionados

"La frustración (de la afición) la entiendo muy bien porque es la nuestra. No deben pensar que nos fuimos contentos. Nos fuimos tristes y enfadados. Tenemos que reaccionar. No sé que va a pasar mañana, no lo sé; pero la afición siempre ha mostrado cariño y de vez en cuando la crítica es buena para tener una reacción", dijo.

Esperemos que el Real Madrid se escuche fuerte en el Bernabéu con voces de emoción y no de decepción. #Futbol