Como consecuencia de los recortes presupuestarios, del gobierno, México decidió renunciar a la organización del prestigioso Mundial de Natación que debía llevarse a cabo en 2017. La FINA (Federación Internacional de Natación) informó sobre la decisión gubernamental que recibió este 18 de febrero. El paso siguiente, por parte de las autoridades mexicanas, es pagar una multa que asciende a 5 millones U$D para no recibir una sanción de parte del ente internacional. La sede mundialista hubiera sido la ciudad de Guadalajara.

Recorte presupuestario en México

Semanas atrás el gobierno mexicano realizó un severo ajuste en sus gastos públicos, anunciando un recorte de cerca de 8.400 millones U$D del presupuesto anual 2015. Según la Administración Pública Federal expresaron sobre los ajustes, que tuvo un impacto considerable la caída de los precios internacionales del petróleo; en consecuencia, gran parte de los proyectos que debería llevar a cabo México serán desestimandos por considerarlos de baja prioridad. La CONADE (Comisión Nacional del Deporte) manifestó que para la puesta en marcha del mega evento Mundial de Natación debía invertir 100 millones de dólares, y a la fecha ya habían gastado la suma de 9,5 millones.


CONADE informa sobre el Mundial de Natación

La institución que dirige los destinos del deporte en México, emitió un comunicado expresando su pesar. La CONADE manifestó: "Ante tal situación, la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE) anuncia la declinación de la organización de los Campeonatos Mundiales de Natación a celebrarse en el 2.017 en la ciudad de Guadalajara, Jalisco". A su vez, quien preside el organismo internacional (FINA), el uruguayo Julio Maglione dijo: "Es algo doloroso para nosotros. Cuando se concedió la sede a México había varios candidatos".

FINA con problemas recurrentes

No es la primera vez que el ente del mundial, FINA, tiene este tipo de contratiempos por parte de un país organizador. El mundial de natación de 2013, adjudicado en el 2009 a Dubai, no se organizó en dicha sede por problemas financieros. La sede designada para el 2019 es Corea del Sur, que actualmente tiene inconvenientes.