El astro Arjen Robben, quien juega con el club Bayern Múnich, aún mantiene viva la polémica con México y la selección azteca, al insistir que sí era penal, la jugada que marcaron a favor del combinado holandés y que significó el triunfo de su selección sobre el Tri, en el marco de la Copa del Mundo Brasil 2014.

De acuerdo a declaraciones del futbolista del Bayern, fue penal la jugada, pero eso también forma parte del #Futbol. Como se trataba de una ronda definitiva en la Copa del Mundo, todo el mundo opinó al respecto, considera el astro. Robben afirma que los seleccionados holandeses están acostumbrados a esa situación.

Arjen afirma que siguió toda la polémica suscitada por un supuesto engaño al árbitro de su parte, al dejarse caer en el área mexicana, para fingir una falta. Pero él está convencido de que sí fue penal y que todo ello es parte del soccer. Todo ello lo reflexionó al recordar su duelo frente a México en Brasil 2014.

Tras haber pasado siete meses de la controvertida jugada, Robben ha compartido sus impresiones en una entrevista dada a conocer en el sitio oficial de la FIFA. El delantero afirmó que el árbitro hizo lo correcto al sancionar la jugada con la pena máxima.

Los mexicanos tenían la impresión de que la Copa del Mundo Brasil 2014, era la gran ocasión para llegar finalmente al quinto partido, en este certamen, algo que nunca ha logrado el balompié azteca. Pero la jugada en la cual el defensor Rafael Márquez, supuestamente derribó a Robben, acabó con la esperanza del Tri y sus millones de seguidores.

Robben asegura que uno como futbolista de ese nivel, debe contar con una suerte de sexto sentido para adivinar lo que va a suceder y tratar de protegerse en cualquier instante. Pero reconoció que eso no siempre se puede lograr.

El astro de la Naranja Mecánica y mediocampista del Bayern Munich también recordó con entusiasmo su victoria sobre la selección española 5 goles a 1. A juicio de Arjen, este partido fue una completa locura. En aquel encuentro, que marcó el inicio de la debacle del otrora campeón del mundo, Robben fue determinante, al marcar dos tantos y tener una intensa participación durante los noventa minutos.

Al vencer así al combinado español, en el Mundial de Brasil, la Naranja Mecánica se vengó de la derrota que habían sufrido contra España, en la Copa del Mundo previa, en Sudáfrica 2010.