Al parecer a "Luisito" Suárez le hacía falta un ambiente inglés para volver a ser el que era cuando solía jugar en su anterior equipo, el Liverpool. En el partido de hoy ante el Manchester City, Suarez brilló como nunca antes en el Barcelona al marcar los dos goles que le dieron la victoria al equipo azul grana ante un Manchester City decepcionante. Ell invertir tantas cantidades de dinero para reforzar su plantilla no está funcionando, al parecer la ausencia de Yaya Touré les ha afectado.

El primer gol vino desde un centro lateral de Messi hacia Suárez que tuvo mal dominio y terminó rozando la bola lo cual pegó a Kompani, quien no se esperaba ese balón que quedó detrás del defensa donde Suárez aprovechó y de un zapatazo anotó su primer tanto al 16'.

Anuncios
Anuncios

El segundo gol del partido llegó al minuto treinta, otra vez Messi con el balón que traspasa de centro cercano al área del enemigo hacia el lado izquierdo, le suelta el balón a Jordi Alba que no centra de primera, solo espera y cuando casi se le acababa la cancha levantó la cabeza y hace la asistencia a Suárez quien cayéndose puso la redonda en las mayas del City.

Tal parece que Luis Suárez, por el que el Barca pagó el traspaso más caro de su historia, ha empezado a producir frutos y vaya que era tiempo. Hay que destacar que el uruguayo nunca había marcado en esta cancha, ni siquiera con el Liverpool en la Liga Premier.

Ahora nos vamos al minuto sesenta y nueve, Messi se equivoca con Clichy, pase para el "Chino" Silva quien hace un taco para el Kum Agüero quien sentenció a Stegen poniendo el partido dos por uno a favor del Barcelona.

Anuncios

Más adelante, Clichy recibe una tarjeta roja debido a que sorprendió a Alves con una patada, dejándolo adolorido, Dani, quien sale furioso pateando una pimpina de agua, fue cambiado por Mathieu.

Al minuto noventa Messi tenía la posibilidad de ampliar la ventaja a solo un disparo, solo eran el portero y él, en un penal provocado por Zabaleta a la pulga biónica. Messi disparó, Hart se lanzó a su lado izquierdo y sacó la pelota, pero para la suerte de Leo le quedó el rebote que golpeó con la cabeza hacia el lado contrario de Joe Hart pero increíblemente falló.

Lo que sucedió Leo al último minuto fue un error, no garrafal porque no les costó el partido pero dejó con la boca abierta a muchos, de haber marcado prácticamente hubiera definido el partido de vuelta contra el Manchester. #Futbol