Se ha reportado un brote de influencia en La Noria. Suspenden entrenamientos al descubrir que Rogelio Chávez se contagió del virus. Joao Rojas se enfermó el pasado fin de semana.

Para complicar aún más la situación de los cementeros, quienes suman ya tres partidos sin conocer la victoria, una calamidad más ha caído sobre el club. Se trata de una epidemia de influenza, que ha afectado ya a dos futbolistas azules, Joao Rojas y Rogelio Chávez. Esto lo reportaron fuentes cercanas a la institución al suplemento "Cancha" del Reforma.

Oficialmente ambos jugadores solo se encuentran con ligeros malestares en las vías respiratorias, según lo dio a conocer el propio club en si sitio web. Pero la gravedad del asunto se evidencia en que no solo ellos no pudieron entrenar con el resto del plantel sino que la práctica en general del día martes fue suspendida al confirmarse el contagio de Rogelio Chávez.

Rojas, por su parte, no jugó frente al Atlas, el pasado fin de semana por la misma razón. Por lo anterior, el cuerpo técnico del "Flaco" Tena y los médicos cementeros decidieron cancelar la práctica vespertina para evitar que otros jugadores azules terminen contagiados de influenza.

Mientras tanto, las instalaciones de La Noria fueron sometidas a una limpieza exhaustiva, en especial en zonas como los sanitarios, duchas y el gimnasio, en donde suelen hallarse los focos de infección de este virus.

Los directivos cementeros solicitaron a los futbolistas estar atentos por si presentan síntomas propios de esta enfermedad, como dolor de cabeza, fiebre elevada, congestión nasal, dolor de garganta, tos y molestias en las articulaciones.

El atacante Joao Rojas y el lateral Rogelio Chávez se habrían contagiado de la influenza tipo B, misma que ha repuntado en este cierre de temporada. De hecho ambos jugadores están descartados para el duelo contra el León correspondiente a la Jornada 10.

Lamentablemente al parecer pocos en La Noria tenían conocimiento del problema sanitario en sus instalaciones, ya que en el entrenamiento más reciente se observaron algunos niños solicitando autógrafos a los futbolistas cerca del gimnasio y el personal que tiene interacción cotidiana con los jugadores no utiliza cubrebocas para evitar que se extienda el contagio de influenza. #Futbol