Earl Lloyd, el primer jugador negro en jugar en la NBA en 1950 y haber ganado un título en 1950 falleció a la edad de 86 años, anunció la universidad West Virginia State.

Lloyd realizó su debut el 31 de octubre de 1950 con Washington Capitols, cuando el afroamericano pisó la cancha en ese momento se convirtió en un hecho histórico de los derechos cívicos, ya que abrió una puerta hacia la igualdad en los Estados Unidos al ser el primer basquetbolista aceptado en ese tipo de torneos.



Earl empezó a jugar a la edad de 22 años en 1950, en ese mismo año fue seleccionado en la novena ronda del draft, en 1955 fue campeón con los Syracuse National, equipo con el que jugó durante seis campañas.

Anuncios
Anuncios

Pasó a los Pistones de Detroit en en 1958, equipo con el que se retiró como jugador en 1960.



En el año de 1971 a 1972 se convirtió en entrenador de los Pistones, finalizó con una marca de 22-55 y fue inducido al salón de la Fama de Basquetbol en el 2003 como reconocimiento por ser un pionero negro en jugar en la NBA.



Lo sucedido con Lloyd dio paso a la contratación de su compañero de Virginia State, Charles Henry Cooper (Boston Celtics), primer negro reclutado por un equipo de la NBA desde una universidad y Nat Clifton (New York Knicks) fue el primer negro de haber firmado un contrato con un equipo de la NBA.



El comunicado de la Universidad de Virginia State, lugar donde se formó lamentó el fallecimiento del basquetbolista a quien calificó como un verdadero campeón dentro y fuera de la cancha.

Anuncios



Mucha gente del deporte lamentó el fallecimeinto de Big Cat, como lo apodaban. La Asociación de jugadores de la NBA lo definió como alguien que transformó para siempre el juego y el delantero Vince Carter a través de su red social le agradeció el haber sido muy importante para que los afroamericanos pudieran participar en las competiciones de la NBA.



El 1974 Jacki Robinson rompió barreras con el racismo en el béisbol profesional pero ningún afroamericano jugó sus cuatro primeros años de vida, lo cual contrasta con estos tiempos, pues hoy en día el 70 por ciento de los jugadores son negros.