Javier Aguirre tuvo que abrirse paso entre la multitud de reporteros que lo esperaban a su llegada a la Audiencia Provincial de Valencia, para responder por las acusaciones que existen en su contra en relación al amaño de un par de partidos de fútbol de la Liga Española. Ataviado con un traje gris y sonriendo en todo momento el ex-técnico nacional se negó a emitir declaraciones correspondientes a dicho proceso e invitó a los reporteros a que tuvieron cuidado al caminar para que no hubiera ningún accidente. La breve plática empezó así:

"Les agradezco a todos ustedes su interés, pero no puedo hacer ninguna declaración por recomendación de mi abogado.

Anuncios
Anuncios

Estoy tranquilo, todo bien, muchas gracias".

Sin perder la compostura ni aparentar nervio alguno continúo a paso apresurado hasta cruzar la puerta del edificio principal. Isabel Rodríguez, fue quien presidió el juicio en el que también estuvieron presentes Agapito Iglesias, Presidente del Club de Fútbol Zaragoza, quien es el principal sospecho en el delito de fraude, por los supuestos resultados acordados a través de un pago clandestino en los vestidores.

Uno de los detalles que llamó poderosamente la atención de los medios de comunicación fue que el "Vasco" Aguirre, arribó sin la compañía de su abogado lo que hace suponer, a primera vista que quizá, solamente haya sido citado como testigo y no como imputado por el mencionado delito.

La historia de este caso de supuesta corrupción en el fútbol español, uno de los más importantes del mundo, comenzó cuando según dicen las autoridades, Javier Aguirre recibió en una cuenta bancaria 85 mil euros cuando todavía fungía como timonel del equipo "Zaragoza". Un poco después hizo dos retiros por la misma cantidad, para juntar la cantidad de un millón de euros que supuestamente sirvió para pagar a los jugadores del equipo "Levante", para que perdieran el encuentro en el 2011 y de esa manera el "Zaragoza", pudiera permanecer en la primera división.

Anuncios

Javier Aguirre fue el tercero en rendir su declaración después de Agapito Iglesias y del jugador Ángel Lafita. Su retirada fue de la misma forma en la que llegó, en medio de los periodistas y lo único que dijo fue lo siguiente:

"Todo salió muy bien. Ahorita lo único que quiero es tomar un taxi". Puntualizó. 



#Futbol