Sin lugar a dudas el #Béisbol y las estadísticas van siempre de la mano, el deporte rey guarda en sus archivos una enorme diversidad de datos, la historia, las leyendas se encuentran recopilados acuciosamente por más de un siglo. Estadísticas como: promedio de bateo, carreras empujadas y cuadrangulares, permanecen gravadas en la memoria de todos los aficionados, es la manera más objetiva de ver el juego y en cualquier controversia coloca a cada quien en su real dimensión.

Se dice que alguna vez el infielder Toby Harrah, quien jugó 17 años en grandes ligas de EEUU comparó las estadísticas del béisbol con el bikini, "Los dos, muestran mucho, pero no todo", habría dicho Harrah. Ciertamente, sin embargo las estadísticas son el pilar sobre el que descansa el béisbol y en cualquier liga profesional de los Estados Unidos, Asia, Latinoamérica y Europa nos muestran con precisión el desempeño individual y por equipos, siendo el primer documento que los gerentes ponen sobre la mesa en la negociación de los multimillonarios contratos.

Es al escritor e historiador inglés Henry Chadwick a quien se le atribuye la paternidad de las estadísticas en el beisbol a mediados del siglo XIX, fue él quien utilizo el primer formato de lo que hoy se conoce como "box score" que es algo así como el registro del juego, lanzamiento a lanzamiento, jugada a jugada expresado en números.

Existe estadística defensiva y ofensiva entre las más conocidas podemos mencionar:

Promedio de bateo, porcentaje de carreras limpias admitidas, porcentaje se slugging, porcentaje de colocarse en base, porcentaje de victorias y promedio de bateo del equipo oponente contra un lanzador, etc. Claro está que como todo la estadística beisbolera ha ido evolucionando y buscando siempre perfeccionarse, más recientemente estos cálculos están siendo complementados y en algunas ocasiones cuestionados por una tendencia de análisis conocida como "Sabermetria".

La sabermetría no es otra cosa que el análisis a detalle del juego a través de su evidencia objetiva, midiendo con precisión todo lo acontecido dentro del campo. El término es derivado del acrónimo SABR, el cual según sus siglas en inglés hace referencia a la Sociedad para la Investigación del Béisbol Americano.

De manera concreta, el concepto se concentra en crear y evaluar diferentes formas de medición para un propósito específico, enfocándose en conocer cómo afectan las estadísticas individuales y colectivas al resultado. De esta forma y tratando de resumir podemos decir que el objetivo de la estadística sabermetrica se enfoca principalmente en determinar la efectividad de una estadística conocida para medir el aporte de un jugador y el grado en que su desempeño influye en el resultado y si no es así, tratar de establecer los parámetros adecuados para lograr la medición más justa y mejor sustentada.

Es así que en ningún otro deporte encontraremos tanta información estadística disponible como en el béisbol, nada más ecuánime para analizar el juego.