La temprana partida del Hijo del Perro Aguayo retumbó por todos los rincones de la lucha libre. Desde que se confirmó su deceso en el combate  que protagonizó en Tijuana frente a Rey Mysterio, han sido muchos los homenajes que ha recibido por parte de las empresas de la lucha libre mexicana.

Reconocimientos muy merecidos por sus veinte años de carrera en los cuadriláteros, aunque es una trágico que se hayan generado debido a su  muerte. Sin embargo uno de las formas más emotivas de mostrarle respeto y  admiración al Perrito, está representada por la decisión de Pentagón Junior,  al tatuarse en su brazo derecho la siguiente leyenda.

"La lucha libre no es un camino fácil si lo fuera cualquiera sería leyenda... Cero Miedo".

Con lo anterior se entienden los sentimientos del citado luchador, ya que precisamente el pasado miércoles 18 de marzo, en la realización de la función de "Rey de Reyes", pasó a la historia de la lucha libre como la última pareja del líder de la "Jauría" en un evento de grandes magnitudes.

Ambos dieron una espectacular batalla y al termino de la misma Pedro Aguayo Junior se expresó de la siguiente manera en relación al desempeño de "Pentagón". Esto fue lo que dijo en la última entrevista que concedió en un evento de AAA.

"Es un gran luchador. Tiene todo para ser una estrella, quiero decir que ya lo es, pero en muy poco tiempo será una estrella deslumbrante".

Obviamente estás palabras impactaron al también llamado "Cero Miedo", quien tiene poco más de seis meses de haberse integrado a los temibles "Perros del Mal". Ambos tenían una gran química en el encordado y pintaban para formar una pareja de época en los próximos meses.

Justamente el día del fallecimiento del "Hijo del Perro Aguayo", su discípulo puso el siguiente mensaje en sus redes sociales.

"Gracias Jefito... Usted será mi ejemplo a seguir... y como quedamos usted y yo, no le voy a fallar".

Y agregó.

"Usted me dio la oportunidad y el apoyo que cualquier luchador quisiera. Gracias por todos sus consejos. Gracias Jefe".

Así pues, murió el ídolo y nació la leyenda que seguramente las nuevas generaciones de luchadores nombraran con admiración, "El Hijo del Perro Aguayo". #Boxeo