El técnico del Bayer Munich, el español Pep Guardiola está muy seguro de algo, no regresaría al banquillo del Barcelona como director técnico, ya que se mostró satisfecho con el trabajo que realiza él y los jugadores en el club alemán.

El español aclaró que si lo ven volver, que le den con un martillo en la cabeza, lo dio a entender justo cuando se acercan las elecciones en el FC Barcelona, y cuando en un momento se barajeó su nombre para regresar como entrenador de los blaugranas. Después de su salida del equipo español, se dio un descanso de un año, quien lo dedicó a su familia, pues su trabajo lo absorbía bastante.

Anuncios
Anuncios

Pep, quien consiguió con el Barça 3 títulos de Liga, 2 Ligas de Campeones, 2 Copas del Rey, 3 Supercopas de España, 2 Supercopas de Europa y 2 Mundiales de Clubes comandado por cuatro años enfrente del club español, no tiene intenciones de salir del club bávaro.

Guardiola a pesar de mostrarse satisfecho con el trabajo que ha realizado con el Bayer, tiene la intención de quedarse hasta que expire su contrato, el 30 de junio de 2016, al español solo le importa cumplir su contrato y no está a la espera de alguna oferta por otros clubes, como en ocasiones anteriores se mencionaba al Manchester City. Hasta el momento Pep ha conseguido 4 títulos con el equipo Alemán, desde el 1 de julio hasta la actualidad, 1 Supercopa de Europa, 1 Copa Mundial de clubes, 1 Bundesliga y 1 Copa de Alemania.

Anuncios

Con estos resultados no solo Guardiola está satisfecho con el club, el Bayern no tiene intenciones de desprenderse del técnico quien ha conseguido varios títulos en poco tiempo. A finales del año pasado, Karl- Heinz Rummenigge, presidente del Bayern Munich explicó que no hay intenciones de que Pep salga del equipo, al contrario, quieren prolongar su contrato más allá del 2016, pero por el momento no hay prisa para realizarlo.

Sin embargo, la clave de su futuro será si Pep logra su objetivo de ganar el triplete para repetir lo que logró en el Barcelona así como su antecesor Jupp Heynckes. Hoy más que nunca tienen que estar concentrados en los partidos, ya que el miércoles disputarán el partido de octavos de final de la Copa de Alemania donde su equipo se enfrentará al Braunschweig, de segunda división.

Por lo tanto al español no le interesa lo que digan acerca de su salida o sus contratos con otros equipos.