Carles Puyol, quien decidió alejarse del #Futbol por una lesión que venía arrastrando con el club del Barcelona, declaró a medios europeos, que podría volver a jugar al futbol profesional, aunque tampoco quita el dedo del renglón de poder dirigir como director técnico.


Tras retirarse del futbol, decidió seguir vinculado con el equipo en el cual consiguió todo a lo largo de su carrera; el Barcelona. Pasando a ser directivo de la institución, sin embargo, al tener el equipo algunos tropiezos dentro del terreno de juego, y al conocer un poco a fondo cómo se maneja el futbol desde la vestimenta de traje, decidió hacerse a un lado del mando de directivo.

Por lo que ahora, a sus 37 años de edad, aseguró en un país oriental que no descarta la posibilidad de volver a defender alguna camiseta como defensa central, ni tampoco, quita el dedo del renglón para ser un director técnico de algún equipo del mundo.



"Por ahora quiero recuperar las sensaciones de mi rodilla tras la lesión que sufrí. Hace unos meses no podía ni bajar las escaleras, y ahora cada vez estoy mucho mejor en mí rehabilitación. Jugar o entrenar, No descarto ninguna de las dos opciones. Ahora sólo corro detrás de mi hija Manuela, y es verdad que me gustaría entrenar algún club ", manifestó Carles Puyol.


Así mismo, Carles Puyol, siempre ha entregado su corazón al club de futbol de Barcelona, dentro y fuera de la cancha, por lo que añadió que seguirá el partido aunque sea en la madrugada de donde él se encuentra por ahora, en un compromiso de gala deportiva:


"Aquí serán casi las tres de la mañana, así que perfecto. Podré participar en la Gala Laureus, y después animar al Barça desde Shanghai, que es donde estoy", añadió.


Para finalizar, el defensa ex blaugrana, dejó en claro que para él, es dificilísimo parar al astro argentino Lionel Messi una vez que se perfila al arco con el balón en sus pies. Estas declaraciones las mencionó, de cara al partido entre el cuadro culé contra el Paris-Aint Germain por los cuartos de final de la Champions League.