Héctor Herrera se ha convertido en el gran equilibrio que tiene el conjunto del Porto para conseguir ser líderes de la Liga portuguesa, aunado a estar cerca de las semifinales de la Champions League.


El gran mediocampista todo terreno de la Selección Mexicana de futbol, ha vuelto a decir, "aquí estoy" y es que ya está consagrado en Europa. Esta temporada ha sido pieza fundamental y el gran pilar en el medio sector del Porto, por él, pasan los balones de la defensiva, para orquestar y darle sentido al ataque, gracias a su gran visión y manejo de los tiempos que tiene en sus pies con el balón. Además de ser uno de los pocos medios activos, que saben moverse a los espacios sin el esférico; generando excelentes oportunidades al frente para el propio equipo lusitano.


Ese es Héctor Herrera, el gran medio que tiene el tricolor, su eficacia ha vuelto al equipo europeo un serio aspirante en cada título que disputa, en primera instancia gracias a sus destacadas actuaciones, tienen al Porto bailando en la fiesta principal, desde la tarima, en lo más arriba, orquestando el micrófono gracias al primer lugar en la liga de Portugal.


En la Champions League, el mexicano develó su gran talento en el medio sector, pasándoles por arriba a los adversarios en la fase de grupos tras ponerles un jaque-mate a cada estadio que iban jugando en la tableta. Con un #Futbol dinámico, rápido, y eficiente, es como tienen al equipo del Porto en lo más alto, y es que no es coincidencia, primeramente golearon al Basilea para eliminarlos de los octavos de la Champions, para más tarde, golear a un serio aspirante al título por marcador de 3-1, se trata del Bayern Múnich, pegándole de manera magistral, perforando el arco tres veces del que es considerado el mejor arquero del mundo, Manuel Neuer.


Héctor Herrera, perfiló, ayudó, y manejó el partido como un grande del futbol mundial. Por su parte, ya su equipo está con un pie y medio de la Champions League, y los sueños, continúan para este modesto equipo, en los que pocos, llegaron a creer en él equipo denominado caballo negro de la competencia.