Oribe Peralta, delantero del equipo América, no solamente tiene que esquivar las entradas mal intencionadas de sus rivales en el terreno de juego: también se está convirtiendo en un experto para enfrentar a los enemigos de su vida personal. Lo anterior viene al caso porque el futbolista se presentó ante el 69 Juez de lo Penal, para ratificar su denuncia en contra de las hermanas Torres Ricarte por el delito de un supuesto chantaje. 

Los medios de comunicación ya esperaban desde muy temprano al artillero americanista, quien sin ningún problema los atendió expresando lo siguiente:

"Tengo fe en que las autoridades sabrán resolver este asunto de la mejor manera.

Anuncios
Anuncios

Mi presencia aquí es para cumplir con el deber ciudadano de ratificar mi denuncia".

Al parecer estaba tan relajado, que hasta encontró el tiempo para hablar de las causas que lo tienen alejado de las canchas, tanto en los encuentros del América como los de la Selección Mexicana. Esto fue lo que Oribe dijo:

"De alguna manera gracias a esta lesión tuve el tiempo para venir a los juzgados. Tengo todas las ganas de regresar el sábado a la titularidad, pero vamos a ver que dice el cuerpo médico del equipo".

Durante cuatro horas, Oribe Peralta ratificó su declaración y al termino de la misma, fue su abogado el responsable de atender a los reporteros que esperaban el resultado del careo.

"Estuvo frente a frente con ellas y sostuvo sus declaraciones. Ellas negaron conocerlo y sostuvieron en todo momento estar implicadas injustamente en los hechos.

Anuncios

A tales declaraciones, mi representado, simplemente afirmó que no tenía ninguna necesidad de mentir al respecto".

El dictamen final de este caso de supuesta extorsión, estará listo en un par de semanas, ya que las autoridades deben realizar un par de pruebas que todavía están pendientes. El abogado del artillero de las Águilas, aseguró que las mujeres antes mencionadas exigían que Oribe les entregara la cantidad de 500 mil pesos para no hacer públicas las fotografías donde aparecen juntos. Sin embargo Peralta no cayó en esta provocación y prefirió acudir ante las autoridades pertinentes.