Ronaldinho se robó las cámaras durante la paliza que el equipo del "Querétaro" le puso al "América" con un marcador de 4 - 0. Y es que si una cosa no sabe hacer el brasileño es pasar desapercibido, así que en tan sólo 10 minutos le regaló a los aficionados 2 señores goles, que hasta los americanistas terminaron por festejar. Sumamente emocionado celebró bailando zamba y sus compañeros le bolearon simbólicamente los tacos de fútbol, en señal de respeto.

El primer tanto marcado por Ronaldinho fue una verdadera poesía porque agarra totalmente mal parada desde la media cancha a la defensa del "América" que intenta alcanzarlo sin resultado alguno dejando a su merced a su portero, Hugo González. Para esas alturas el partido estaba a punto de concluir y las pizarras marcaban un contundente 3 -0, pero con el astro carioca en la cancha todo podía suceder y en tiempo de compensación marca su segundo tanto, convirtiendo el Estadio Azteca en un verdadero manicomio.

Con decirles que Gustavo Matosas, técnico de las "Águilas", no pudo evitar esbozar una sonrisa de aprobación ante lo realizado por el delantero de los "Gallos Blancos". Una vez emitido el silbatazo que daba por concluidas las acciones, Ronaldinho atendió amablemente a los medios de comunicación, esto fue lo que dijo.

"Hoy me he sentido como en casa. Me había sucedido en el Estadio Santiago Bernabéu, pero tenía muchas ganas de que me sucediera aquí en México. ¿Qué les puedo decir? Estoy más que contento". 

Mientras era entrevistado las palmas de los aficionados no dejaban de escucharse, por lo que no tuvo más que agregar, las siguientes palabras.

"Jamás voy a olvidar esta ovación. El cariño es una de las cosas que más me gusta de los mexicanos, insisto me hacen sentir que me encuentro en mi casa".

De inmediato se dirigió al centro de la cancha mientras que los seguidores de "América" y "Querétaro", no dejaban de vitorearlo, demostrando que la magia del fútbol va más allá de las pasiones, que en nuestro país también sabemos apreciar a los buenos jugadores y rendirnos ante ellos. #Futbol