Durante las primeras horas de este miércoles, la policía suiza detuvo a 7 altos funcionarios de la Federación Internacional de #Futbol Asociación (FIFA), quienes se hospedaban en un hotel de Zurich y que asistirían el próximo viernes a la ceremonia donde se reelegirá Joseph Blatter como presidente del organismo.

Los detenidos son acusados de supuesta corrupción, lavado de dinero, fraude electrónico y crimen organizado, además de sobornos por un total de 150 millones de dólares desde hace aproximadamente 20 años, y que tienen que ver con la comercialización de derechos de eventos deportivos y la asignación de Rusia y Qatar como sedes para los mundiales de 2018 y 2022, respectivamente, entre otros.

Anuncios
Anuncios

Son cinco los latinoamericanos involucrados: Rafael Esquivel, de Venezuela; Eduardo Li, de Costa Rica; José María Marín, de Brasil; Julio Rocha, de Nicaragua; y Eugenio Figueredo, del Uruguay, además de Castas Takkas, quien es británico, pero que labora para la Concacaf. Jack Warner, ex vicepresidente de la FIFA, fue detenido en Trinidad y Tobago, donde pagó fianza por 2.5 millones de dólares y se presentará ante un juez el 12 de julio.

Según información del New York Times, los detenidos podrían ser extraditados a los Estados Unidos.

En acciones paralelas, las sedes de Concacaf, en Miami, y de la FIFA, en Zurich, fueron allanadas como parte de la investigación y se decomisaron documentos y archivos ahí resguardados.

En Nueva York, el Departamento de Justicia estadounidense señaló que "dos generaciones de funcionarios de futbol abusaron de su posición para obtener ganancias personales".

Anuncios

Congreso de FIFA no se pospone

Un portavoz de la FIFA informó que la reunión del próximo viernes se realizará sin ningún inconveniente.

Por su parte, Joseph Blatter, quien al parecer está libre de investigación, reaccionó y en el sitio de Internet de la FIFA publicó lo siguiente: "Voy a ser claro: esas malas prácticas no tienen cabida en el futbol y me aseguraré que aquellos involucrados queden fuera de juego".

En otro comunicado, la Concacaf expresó su posición ante la operación policiaca que desembocó en los arrestos:

"La Concacaf está consternada por los arrestos del día de hoy involucrando a ejecutivos del futbol internacional, incluyendo a los de Concacaf", y añadió que cooperará con las autoridades en la investigación.

"Concacaf continúa con sus operaciones normales de negocios, organizando y operando sus torneos de manera eficiente, incluyendo la Copa Oro 2015”, finalizó.

La investigación continuará y contempla a otros funcionarios menores de FIFA, ex directivos y empresarios, de quienes se dieron los siguientes nombres: Alejandro Burzaco, Aaron Davidson, Hugo Jinkis y Mariano Jinkis, así como contra José Marguiles. La lista negra también incluye a Nicolás Leoz, ex presidente de la Conmebol y al ya finado mandamás de la AFA (Asociación de Fútbol Argentino), Julio Grondona, quien recién falleciera el año pasado. #Deportes Ciudad de México