Las finales de Conferencia de la NBA están definidas. En el Oeste se librará un tiroteo entre los resucitados Rockets de Houston y los fortalecidos Warriors de Golden State; mientras que en el Este, LeBron James y sus Cavaliers de Cleveland parten como favoritos para cortarle las alas a unos Hawks de Atlanta que a pesar de poseer el mejor récord de la conferencia, intentan ganar la credibilidad que se consigue con un campeonato.

Houston ganó la última invitación en el Oeste en la serie más dramática. Los Rockets ganaron los últimos tres juegos contra los Clippers de Los Ángeles y por segunda vez en su historia superaron una desventaja de 1-3. La última vez que lo hicieron fue en 1994-95 cuando ganaron su segundo y último título.

Comandados por “La Barba” James Harden, Houston ganó el séptimo juego en casa 113-100, en un duelo que contó con la destacada actuación del base argentino Pablo Prigioni, al encestar un triple y robar un par de balones en momentos críticos.

Tras completar la hazaña, el coach Kevin McHale dijo: “el juego uno y el juego siete fueron dos equipos (Houston) totalmente distintos. En el juego uno el equipo fue letárgico y no jugamos con mucha fuerza. En el juego siete, el equipo jugó cómo lo hemos hecho la mayor parte del año, con fuerza y agresividad”.

Los Rockets, sembrados número dos del Oeste, se enfrentarán a los posicionados número uno, Los Warriors de Golden State, que con  tres golpes de autoridad, ganaron los último tres juegos a  los Grizzlies de Memphis por diferencia de 10 o más puntos para liquidar su serie 4-2. El equipo dirigido por el entrenador novato, Steve Kerr, busca el cuarto título de la franquicia y primero desde 1975.

La serie que comienza el 19 de mayo, contará con el atractivo duelo entre Harden, que terminó segundo en la votación al jugador más valioso (MVP), y Stephen Curry,  quien ganó el galardón de MVP.

En el Este, los Cavaliers de Cleveland fueron los primeros clasificados al ganar el pasado 14 de mayo a los Bulls de Chicago y terminar la serie 4-2. Luego de estar 1-2 abajo, “El Rey” LeBron James tomó el control para guiar a sus Caballeros ante unos Toros que sufrieron la ausencia del español Paul Gasol en dos de los últimos tres partidos.

Los Cavaliers, que con el retorno de James llegaban como claros favoritos en el Este, terminaron con el segundo mejor récord del Este, debajo de su próximo rival, los Hawks de Atlanta, que a pesar de dominar en la temporada regular, parten como víctimas al tener un plantel corto y figuras de supuesto bajo perfil, algo que querrán debatir.

Bajo las alas del gigante dominicano Al Horford, los Halcones ganaron los dos últimos partido de último momento para llevarse la serie 4-2 ante los Wizzards de Washington. En el juego cinco, Horford anotó una canasta con un segundo en el reloj para ganar en casa 81-82. En el partido seis, en Washington, los Wizzards dieron más que pelea y cuando el tiempo expiraba, Paul Pierce anotó un triple que mandaba el juego a tiempo extra. Pero luego de revisar la jugada los árbitros decretaron inválida la canasta al no realizarse a tiempo.  De esa forma Atlanta ganó 94-91 y se metió a la lucha por el título del Este.

El coach del año, Mike Budenholzer, intentará guiar a los Hawks a su primer título desde 1958. Enfrente está el coach, multi triunfador en el baloncesto europeo, David Blatt, que quiere dar a la institución el primer título de conferencia desde 2007, tres años antes de que LeBron abandonara Cleveland. La serie comenzará el 18 de mayo.  #Deportes Ciudad de México