En noche de eliminación, los Cavaliers de Cleveland despacharon a los Hawks de Atlanta al ganar 118-88, y avanzan a las Finales de la NBA.

LeBron se quedo corto para la triple decena, pero sus 23 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias, fueron más que suficientes para impulsar a su equipo al segundo campeonato de conferencia en la historia de la franquicia.

Al termino del partido, en la ceremonia de premiación, David Blatt, el coach de Cleveland , contestó a la pregunta de qué tan difícil fue llevar a este equipo a las finales, luego de no entrar a playoffs la campaña pasada, que en “Cleveland nada es fácil, pero lo hicimos posible juntos”. Y si bien la historia del equipo está llena de empedrados, esta serie fue todo lo contrario al barrer la serie en cuatro juegos y finiquitarla con una paliza.

Kyrie Irving, ausente en los dos partidos pasados, regresó a la titularidad y manejo el tiempo en el inicio del partido. En una noche con minutos contados, anotó 9 de sus 16 puntos en el primer cuarto para encaminar a su equipo a través de un duelo gentil, para Irving, y para el resto de los Cavs.

Atlanta parecía hacer lo correcto por momentos, con un Paul Millsap que tuvo un arranque como no lo había tenido en la serie al encestar 14 de sus 16 puntos en la primera mitad, pero cuando necesitaba el empuje de los triples, nunca los encontraron. La eficacia de la media luna, los Hawks sólo anotaron 2-14 en los primeros dos cuartos, mientras que los locales 6-17.

LeBron James, machacó en pintura y fuera de ella con 15 puntos, mientras que Timofei Mosgov y Thristan Thomspon cuidaban el aro. Los Cavs no dieron muchas segundas oportunidades ante los fallos del rival, y por el contrario, generaron varias para sí mismos. Más del doble de rebotes defensivos en la primera mitad fue en gran parte la razón por la cual sacaron ventaja de 42-59 al descanso.

Los dos últimos cuartos fueron un trámite. Ni Irving, ni James se vieron en la necesidad de aplicarse a fondo. Les dejaron el protagonismo a sus compañeros que alzaron la mano para encontrar la ventaja máxima de 25 puntos. Thomspon completó su doble decena con 16 puntos y 11 rebotes y J.R. Smith, siempre listo para los reflectores, volvió a tener una doble decena con 18 puntos y 10 rebotes.

Por Atlanta eran sólo chispazos de Kent Bazmore (12 pts) y de Jeff Teague (17 pts), pero sólo eso: pequeños arranques ante una locomotora imparable de Cleveland. La imagen de Al Horford, máxima estrella de los Hawks, anotando sus primeros y únicos puntos a mitad del tercer cuarto, resume la noche de Atlanta que fue dominado de principio a fin.

El número a lo largo del año fueron los Hawks, pero de la mano de LeBron James, los Cavs son campeones de la Conferencia Este.

James que regresó a Cleveland esta campaña, tras cuatro años en los que consiguió dos títulos en Miami, dijo ante su gente que este equipo “tiene todo lo que se necesita para ganar un campeonato, determinación, fortaleza, voluntad” y agregó que “estaremos listos para el 4 de abril”, cuando inicien las Finales de la NBA, que sólo esperan al ganador del Oeste, entre los Rockets de Houston y los Warriors de Golden State quienes lideran la serie 3-1. #Deportes Ciudad de México #Deportes Jalisco #Deportes Morelos