Houston Rockets, con lo mejor de su juego, vencieron124-103 a los Clippers de Los Ángeles en un partido que puede voltear el ánimo de la serie, forzada a un sexto juego en el Staples Center en Los Ángeles.

Luego de ser apabullados en los últimos dos juegos, Houston despertó y volteó las cosas ante su gente y en una situación de ganar o ser eliminados. El centro Dwight Howard dominó y marcó 20 de los 64 puntos que concretó el conjunto local en la pintura. El guardia James Harden tuvo una triple decena con 26 puntos, 10 asistencias y 11 rebotes en una noche en la que seis diferentes Rockets superaron los 10 puntos.

Con errores y poca efectividad ofensiva comenzaron ambos equipos, aunque Houston parecía sacar ligera ventaja. El escolta Trevor Ariza era el más claro al encestar 7 puntos en el primer cuarto. El centro DeAndre Jordan probó un poco de lo que su contraparte, Dwight Howard, ha sufrido a lo largo de la serie; se metió rápido en problemas de faltas y dejó un hueco en la pintura que no tardó Houston en aprovechar. Howard tuvo 9 puntos y 8 rebotes en los primeros 12 minutos y los Rockets sacaron una tímida ventaja de 27-22 en el primer parcial.

Fue en el segundo cuarto cuando los locales despegaron y desplegaron un ritmo de juego fugaz, preciso y contundente, como no lo habían hecho en los cuatro juegos pasados. En este quinto juego, voltearon las cosas y con más de 10 puntos en contragolpe, 46 puntos en la pintura y un arranque de 19-2 durante casi cinco minutos del segundo cuarto, los locales se fueron con una ventaja de 63-48 al descanso.

En el tercer cuarto los Rockets encontraron una ventaja máxima de 20 puntos que tardó en descontar los Clippers. A mitad del penúltimo parcial, el coach angelino, Doc Rivers, mandó un mensaje claro y conciso: 10. Diez puntos de desventaja debía ser el déficit para el cuarto cuarto. Sin embargo el entrenador, Kevin McHale, no se confió de la ventaja e impulso a sus hombres a seguir atacando, a seguir corriendo, y aunque los Clippers se acercaron con la fuerza de Blake Griffin, que culminó con 30 puntos y 16 rebotes, los Rockets no bajaron la intensidad, ni el ritmo. Howard , quien terminó con 20 puntos y 15 rebotes, continuó su dominante, ante la ausencia de Jordan, mientras que "la barba" Harden y el base Jason Terry controlaron el ritmo y se combinaron para 17 de las 29 asistencias del equipo.

Para el último cuarto, sólo se jugó la mitad, hasta que Rivers ondeó la bandera blanca y guardó a sus titulares para el próximo juego en Los Ángeles, el 14 de mayo. Los Clippers esperan sea el definitivo, mientras que los Rockets, la continuación de la hazaña de levantarse de dos juegos de desventaja.

En Cleveland, los Cavaliers sacaron ventaja de la semifinal de la Conferencia Este, 3-2, al ganar 106-101, a los Bulls de Chicago. LeBron James fue el líder y guía de los Cavs con 38 puntos y 12 rebotes, en una noche en la que no tuvo pérdidas.

Tristan Thompson aprovechó su titularidad y aportó una doble decena con 12 puntos y 10 rebotes, mientras que Kyrie Irving aportó 25 puntos. Cleveland terminó la noche lanzando para el 50% en tiros de campo, mientras que sólo permitió 39% al rival.

Los Bulls sufrieron por segundo juego consecutivo la ausencia por lesión (tendón de la corva) del centro español Paul Gasol y a pesar del gran partido de Jimmy Butler con 29 puntos y 9 rebotes, Chicago no pudo regresar a casa con la ventaja en la serie.

El próximo 14 de mayo se jugará el sexto juego de la serie en Chicago. #Deportes Ciudad de México #Deportes Jalisco #Deportes Morelos