En un dramático duelo, los Warriors de Golden State ganaron 99-98 a lo Rockets de Houston para aventajar 2-0 las Finales de la Conferencia Oeste al mejor de siete. Stephen Curry anotó 33 puntos y el inesperado aporte de Andrew Bogut, dio la segunda victoria a los Warriors que ahora viajarán Houston con la consigna de robarse al  menos uno de los próximo dos partidos. El tercer partido será el 23 de mayo.

James “La Barba” Harden cargó a los Rockets con 38 puntos, 10 rebotes y 9 asistencias, pero cuando tuvo el último balón en sus manos, no pudo dar la victoria a su equipo.

El duelo, en la vibrante y amarilla arena Oracle de Oakland, comenzó con el centro Andrew Bogut marcando el paso. Luego de no anotar y jugar poco en el primer partido, propinó una de sus 5 tapas, absorbió una falta ofensiva y anotó 6 puntos para sorprender a los Rockets y cargar de confianza a los suyos.

Los californianos no sacaron mayor ventaja gracias a sus 7 perdidas, pero Curry compensó con 4 de sus 5 triples para 15 puntos en el cuarto que dieron ventaja de 36-28 a sus Guerreros. Con esa dinámica comenzó el segundo parcial y en los primeros tres minutos, Golden State arrancó con un 6-0 que incluyó una volcada grosera de Andre Iguodala frente al gigante Dwigth Howard.

Los Warriors encontraron ventaja de 17 puntos, y confiados, se descuidaron. James Harden se desató. Anotó 12 puntos en el parcial para terminar la primera mitad con 19 y encabezó los últimos siete minutos en los que aventajaron a los locales 9-32.

El nombrado MVP pegó primero y quien le peleó el nombramiento respondió: el duelo estaba empatado a 55.

Cuando las acciones se reanudaron, un triple de Harden abrió un parcial de 10-4 en los primeros cuatro minutos. Curry tardó en aparecer, pero Bogut fue su segunda voz al marcar14 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias. El centro australiano fue un baluarte para mantener la paridad y a raya a Dwight Howard que a pesar de estar en duda su participación,  anotó 19 puntos y bajó 17 rebotes en 40 minutos.

El partido entró al último episodio con empate a 75. El momento exigía la presencia de jugadores valiosos, y el llamado no fue ignorado. Tras un tiroteo, con poco más tres minutos, Stephen Curry anotó su quinto triple y dio ventaja de 8 a su equipo, pero Harden, con su barba de villano, respondió de la misma forma y tensó el alambre del que pendía el partido. En la siguiente jugada, Curry dribló, penetró y asistió a Bogut que dio ventaja 98-90 con 1:39 en el reloj.

Era el turno de Harden y con seis puntos, colocó el marcador 99-96. A los Warriors les sobraba tiempo y a Houston le faltaba, por ello, fue a presionar por toda la duela a Curry. Corey Brewer y Jason Terry lo emboscaron y el MVP no pudo cruzar la media cancha en cinco segundos. Cometió su sexta perdida, la número 17 del equipo y momentos después, con una asistencia de Harden, Howard acercó por la mínima a los Rockets con 34 segundos por jugar.

Una buena defensa hizo que Curry pasara el balón; Harrison Barnes falló ante la marca de Howard y con siete segundos, se desató el contragolpe; Harden lo encabezaba con la decisión de un asesino y cuando llegó a la línea de triples, titubeó, se ofuscó. La doble marca de Thompson y Curry hizo que el balón escapara de las manos de Harden y con éste, el triunfo.

Golden State cometió 6 pérdidas más que Houston. Los errores casi les cuesta el partido, los hirieron, pero fue la última pérdida del juego, la segunda de Harden en el partido, lo que mató a los Rockets. #Deportes Ciudad de México #Deportes Jalisco #Deportes Morelos