A fuerza de triples y buena defensa, los Golden State Warriors dieron una paliza, 98-78, a los Grizzlies de Memphis para colocarse a un juego de avanzar a la final de la Conferencia Oeste de la NBA. Stephen Curry y compañía aprovecharon la ausencia por lesión del mejor defensivo de Memphis, Tony Allen, y encestaron 14 de 30 triples, muchos de ellos, concretados en transición donde superaron ampliamente por 31 unidades contra sólo 6 de los de Memphis.

Errático e impreciso comenzó el equipo local. El alero de Memphis, Zach Randolph, piso fuerte y comenzó a comer rebotes y convertirlos en puntos. El Grizzlie terminó el primer cuarto con 11 unidades.

Anuncios
Anuncios

Mientras, los Warrios incurrían en pérdida tras pérdida. Aunque a la defensa hacían el trabajo, al ataque no encontraban la red, y rápido, el estadio comenzó a escucharse nervioso, pues veía a sus guerreros caer por 13 puntos, producto de los siete balones perdidos. A pesar de sus equivocaciones se les ingeniaron para cerrar la brecha. Con el sello de la casa, el Jugador Más Valioso (MVP) Stephen Curry convirtió triples que parecían imposibles; su número cuatro fue para cerrar el cuarto, culminar una corrida de 14-2 en los últimos dos minutos, y así darle la ventaja a Golden State por 26-25.

Sobrevivir a esas siete pérdidas en el primer episodio le dio la confianza para afrontar el resto del juego que se pintó de blanco y amarillo. La defensa, al igual que lo hizo en el juego cuatro, complicó las cosas a los dos hombres grandes de Memphis.

Anuncios

El centro español Mark Gasol y Randolph no supieron que hacer con las variantes que mandó el coach Steve Kerr. Draymond Green de 2.01m, marcó a Gasol de 2.16m, sin miedo y cuando las cosas se complicaban el poste Andre Bogut estaba libre para ayudar.

Los Warriors le bajaron la estatura al cuadro y comenzaron a fluir los puntos en triples y en contragolpes. 14 puntos en transición contra cero, sumados a los 9 de 17 triples en la primera mitad, le dieron a Golden State la ventaja de 49-41 al medio tiempo.

La tónica nunca cambió. Memphis fue sofocado por la defensa de Golden State y aplastado por la avalancha de triples. Randolph sólo convirtió 2 puntos más y a pesar de los 18 puntos de Gasol, Grizzlies jamás pudo alcanzar a los Warriors. Los 18 puntos de Curry vinieron vía triple, el guardia Harrison Barnes convirtió 3-5 para sus 14 unidades y Klay Thompson sin la marca del férreo defensivo, Tony Allen, se reconcilió con el aro y concretó 3 de 4 triples en una noche que lideró a su equipo en puntos con 21.

Anuncios

En el último cuarto, los locales encontraron la máxima ventaja de la serie de 24 puntos. Los titulares de ambos equipos vieron el final del juego desde la banca, con la mira al sexto partido que se disputará el 15 de mayo en Memphis, donde los Grizzlies estarán obligados a ganar.

En Atlanta, Los Hawks ganaron 82-81 a los Washington Wizzards, con canasta de último segundo del dominicano Al Horford, quien se convirtió en el primer jugador de la franquicia en registrar 25 puntos, 15 rebotes y 5 tapones en un juego de postemporada.

Atlanta tuvo que remar en dos ocasiones contra déficits de más de 10 puntos en los últimos dos cuartos para llevarse la victoria y liderar la serie 3-2 en las Semifinales de la Conferencia Este.

El juego seis se jugará en Washington el 15 de mayo. #Deportes Ciudad de México #Deportes Jalisco #Deportes Morelos