El Palacio de los Deportes albergó el primer Mundial de Lucha Libre, en lo que fue una tarde-noche legendaria para todos los aficionados al deporte del pancracio.

Tres equipos mexicanos, dos japoneses, dos norteamericanos y una tripleta conformada por el resto del mundo, pelearon en eliminatorias directas de 15 minutos por el ansiado campeonato. Si en el transcurso de los 15 minutos no existía un ganador, cada equipo debía elegir a un solo representante en una serie de muerte súbita con duración de cinco minutos.

El primer equipo que subió al ring fue un mexicano, el llamado “Dream Team”, conformado por “El patrón” Alberto, Rey Misterio y Myzteziz. Sus rivales fueron los japoneses de la empresa Noah, conformados por Ishimori, Kotoge y Takayama, que dominaron parte de la lucha, pero al final los vencedores fueron los nacionales.

La gran sorpresa en cuartos de final se dio en el duelo donde la tripleta de la AAA, conformada por Texano Jr., Psycho Clown y El Hijo del Fantasma, sucumbió ante las fuerzas del equipo estadounidense encabezado por Brian Cage, ACH y el ex jugador de la NFL Moose.

En las otras eliminatorias, el equipo de las leyendas de la AAA, liderada por Blue Demon Jr., y complementada por Dr. Wagner Jr.  y Solar, derrotaron al segundo equipo japonés formado por el viejo conocido de la Triple A, Kenzo Susuki, y los experimentados Tiger Mask III y Masamune. En la otra serie, la tripleta del resto del mundo, vio frustradas sus aspiraciones al caer ante los ex WWE, Matt Hardy y Johnny Mundo (antes John Morrison) y el representante de la TNA, Mr. Anderson.

Las semifinales quedaron listas y en lo que fue llamada la mejor pelea de la noche se enfrento el “Dream Team” contra la tripleta estadounidense liderada por Brian Cage. Fue un duelo muy parejo, las acciones se llevaron incluso afuera del cuadrilátero, “El Patrón” tuvo que sobrellevar gran parte de la pelea sólo contra los tres estadounidenses, no existía la certeza de quien ganaría hasta que en los últimos instantes, “El Patrón” con su clásica llave de rendición, una variación de “cross armbreaker” giratorio, logró someter a ACH  para acceder a la final.

La otra semifinal tuvo un inicio lento, mucho encare y pocas llaves, el equipo de las leyendas parecía se llevaba la victoria, pero fue una vez más Johnny Mundo quien le dio la victoria a los estadounidense  aplicando su movimiento final, el espectacular “starship pain” sobre Solar.

La pelea por el tercer lugar se la llevó el equipo norteamericano, Brian Cage venció en muerte súbita al Dr. Wagner, quien salió del cuadrilátero en camilla.

La final estaba lista, los favoritos, el “Dream  Team” contra los representantes de la lucha libre Underground, fue una pelea reñida, el público presente en el Palacio de los Deportes alentaba con todo a la tripleta mexicana. Llegó el final de los 15 minutos y no hubo un ganador, ambos equipos debían elegir un representante para la muerte súbita, los primeros en pelear fueron Myzteziz y Mr. Anderson, transcurridos los cinco minutos tampoco se tuvo vencedor. Al ring “El Patrón” vs Matt Hardy, Alberto logró aplicarle su llave de rendición al luchador norteamericano, pero Hardy aguantó por 10 segundos, hasta que finalizara el tiempo.

Turno de Rey Misterio y Johnny Mundo, el mexicano aplico el “619” sobre Johnny pero la cuenta sólo quedó en dos, turno de Johnny Mundo que también logro aplicar el “starship pain” y la cuenta nuevamente en dos. A 10 segundos de finalizar la lucha, Rey Misterio le dio la victoria al equipo azteca con un “paquetito” y así coronarse campeones del primer Lucha Libre Victoria World Cup.

Rey Misterio dedico el triunfo y la copa al Hijo del Perro Aguayo, fallecido el 21 de marzo de 2015, en lo que fue el momento más emotivo de la función. #Deportes Ciudad de México #Lucha Libre