Los Rockets de Houston apelaron al corazón y a un enorme James “La Barba” Harden, para mantenerse con vida en las Finales de la Conferencia Oeste y ganar a los Warriors de Golden State 128-115.

James Harden tuvo una noche histórica al registrar 5 asistencias, 9 rebotes y 45 puntos, la máxima cantidad en playoffs para la franquicia, superando los 43 de la leyenda Hakeem Olajuwon. Mientras Stephen Curry, se perdió varios minutos por lesión, Houston anotó más del 50% en sus tiros de campo y en tiros de tres que fueron la clave temprano en el juego para tomar ventaja y nunca abandonarla

Luego de la vergonzosa actuación en el tercer juego, se esperaba que los Rockets por lo menos pusiera corazón en casa, y en el primer cuarto, dieron más que eso. Un espectáculo de ofensiva y una alta eficiencia al canasto, se combinaron con la pereza de los Warriors. Los locales notaban de todas partes, Josh Smith, Jason Terry, Trevor Ariza y James Harden , encestaron 8 de 9 intentos de triples para sacar una ventaja impactante de 45-22 en el primer parcial.

Para el segundo cuarto todo parecía con la misma tónica. Por los Warriors sólo Draymond Green parecía levantar la mano, pero Harden y compañía no tardaban en recuperar la ventaja de 20 o más puntos. Golden State la pasó mal y al minuto 5:52, el mundo se les vino encima. En un contragolpe Ariza quedo bajo del aro, Stephen Curry saltó, pero el jugador de Houston se agacho y le hizo lo que se le conoce como “la camita”. Curry cayó aparatosamente y se golpeó la cabeza. Quedo postrado en el suelo cerca de cinco minutos y luego fue directo a los vestidores.

Superados, sin su jugador más valioso, los Warriors se suponían al borde del colapso, pero Clay Thompson, se destapó con 4 triples y 16 puntos en el cuarto para regresar a su equipo al juego. Con un parcial de 35-21, Golden State se fue al descanso con desventaja de 10.

En el tercer parcial, Houston siguió al frente con su gran ataque y con un poco de suerte, no perdieron a su centro Dwigth Howard quien al minuto 8:07 le pegó un codazo en la cara a su contraparte, Andrew Bogut. La penalidad le salió barata pues sólo le cobraron una falta flagrante en grado uno.

Aún sin Curry, Golden State se mantenía cerca y perdiendo por 10, al 5:58, regresó el MVP, pero con él, la mejor versión de Howard. Mientras Curry sólo anotó 1 punto, Harden se destapó con 17 en el parcial, para dar ventaja a los suyos de 84-99.

Parecía muy alta la cuesta para los visitantes y Curry, por debajo de su nivel. Pero de pronto, recuperó su forma y con ayuda de Thompson, llevaron los nervios a Houston. Tarde en el parcial, se pusieron a siete de los Rockets y Leandro Barbosa pudo acercar a los Warriors a cuatro con un triple sin marca, pero lo falló. En la siguiente jugad, Harden los hizo pagar e inició una corrida 7-0. Los Warriors intentaron regresar al juego pero los Rockets paraban cualquier intento. Finalmente, la visita perdió, con poco menos de 2 minutos, a Green por faltas, producto de enviar a Smith a la línea deliberadamente. Cerró su noche con 21 puntos, 5 tapones, 4asistencias y 15 rebotes y abandonó el tormento que imponía Harden.

“La Barba” encontró su mejor forma para forzar un quinto partido y seguir soñando con la remontada nunca vista de 0-3. El próximo 27 de mayo en Golden State, los Warriors querrán matar cualquier sueño de los Rockets que después de este juego mandaron dejaron en claro que mientras no sean eliminados, no dejarán de luchar. #Deportes Ciudad de México #Deportes Jalisco #Deportes Morelos