Turno para mostrarse en la Copa América de Argentina, integrante de los favoritos para ganar esta edición del torneo sudamericano, con catorce títulos de este campeonato en su historia, y con una plantilla plagada de estrellas que militan en equipos de Europa. Enfrente tuvieron a Paraguay quien ha sido campeón en dos ocasiones de este certamen, pero no cruza por su mejor momento, por lo que tendrán que jugar de la mejor manera que puedan.

El inicio y desarrollo de la primera mitad fue la esperada, con dominio amplio de los argentinos, que mostraron el talento individual en varias ocasiones y por supuesto el de Lionel Messi, quien en ciertas jugadas sacó la magia y se quitó de forma magistral a varios jugadores.

El primer tanto llegó en los pies de Sergio "Kun" Agüero, quien aprovechó el error de Miguel Samudio, que por no alzar la cabeza, le dio el balón al argentino, quien se quitó al arquero y metió el tanto que abrió el resultado. 

Después hubo una jugada polémica en la que se marcó penal sobre Ángel Di María, en una acción difícil de pitar. Messi fue el encargado de cobrar la infracción y colocó el esférico pegado a la base del poste derecho. 

Destaca la buena forma que tuvo Argentina en la primera mitad, se vieron conectados y ofensivos, lo que obligó a que su rival se defendiera de los embates al ataque, e inclusive a cometer errores en su #Futbol.

La segunda parte se jugó se forma distinta, los argentinos iniciaron de la misma forma en que disputaron la primera mitad, pero los paraguayos lograron equilibrar el duelo, se soltaron, se quitaron el nerviosísimo y pusieron en aprietos a sus rivales. Metieron su primer gol con autoría de Nelson Valdez, quien impactó desde fuera del área para anotar el tanto que recortó distancia en el marcador.

Después de ello Argentina parecía descontrolado, Paraguay tomó la iniciativa y se animó a atacar más, tanto así que Sergio Romero salvó en algunas jugadas a su selección del empate. Hubo un momento en que era un ir y venir de jugadas con peligro de gol para ambos equipos en los veinte minutos previos al término del enfrentamiento, hasta que Lucas Barrios igualó el encuentro, con un tiro fuerte y raso en tiempo cumplido, luego de una jugada prefabricada a pelota parada.

El mejor partido que se ha jugado en esta Copa América hasta el momento, sobre todo en la segunda parte en la que los paraguayos equilibraron el juego. Argentina tendrá que trabajar más en el orden táctico para no bajar los brazos con ventaja cómoda, lucen bien en el ataque, regular en el medio campo y en la defensa. Al tiempo que Paraguay tiene defensa sólida, pese a los fallos, medio campo regular y delantera con carencias asociativas, pero con ambición por querer trascender en este torneo continental.