Por segunda vez en esta Copa América, Argentina y Paraguay se enfrentaron, ahora en semifinales, la vez pasada lo hicieron en la fase de grupos y el resultado fue un empate a dos goles, en el que los argentinos ganaban dos a cero, pero los paraguayos vinieron de atrás y en tiempo de reposición anotaron el de la igualada.

El partido comenzó con el ir y venir del balón en las áreas de los equipos, Argentina tomaba la iniciativa, llegaba a zona de gol, pero la zaga de Paraguay respondía y abría el ataque, que como su rival, era profundo.

El primer gol llegó en los pies de Marcos Rojo, luego de un cobro de tiro libre de Lionel Messi, la redonda le quedó al lateral y luego de quedársela impactó a portería para meter el tanto que abrió el marcador.

Jugadas más tarde, Paraguay tuvo que hacer dos cambios por lesión, Derlis González y Roque Santa Cruz fueron los futbolistas que tuvieron salir por molestias físicas, lo que le cambió la estrategia a su selección.

El segundo gol argentino lo hizo Javier Pastore, con un disparo cruzado y con potencia logró vencer a Justo Villar, esto después de un pase exacto de Messi al movimiento del jugador del París Saint Germain.

Antes del medio tiempo, Paraguay reaccionó, se fue al ataque y encontró el tanto que los acercó en el resultado, Lucas Barrios miró el pase que le mandaron para que con un tiro potente que alcanzó a tocar Sergio Romero anotara para su equipo.

En el arranque de la segunda mitad, la albiceleste volvió a marcar, esta ocasión Ángel Di María fue el goleador, al recibir un pase de Pastore que lo dejó sólo por lado izquierdo del área grande, metió el impacto al poste contrario del portero y logró vencerlo.

Jugadas después, Messi ganó el balón en el medio campo, metió túnel ante una barrida contraria, abrió para Pastore quien estaba en posición cómoda para anotar, pero estrelló su tiro en Villar, sin embargo, el rebote le quedó a Di María, quien sólo tuvo que meter el esférico entre los tres palos.

El encuentro decreció, Paraguay ya no tuvo el ánimo ni el físico para seguir en la competencia, y por ello Argentina anotó otra vez, Sergio Agüero lo hizo con un cabezazo bien colocado, ante un centro exacto de Di María.

Los errores eran mayores en los paraguayos, con uno de ellos el sexto gol argentino se generó, la pelota la recibió Messi de uno de sus compañeros, y con un pase desde el piso para Gonzalo Higuaín, se hiló el tanto, con un tiro potente del delantero del Napoli.

Con goleado de seis a uno, Argentina logró su boleto a la final, en la que enfrentará a Chile, la contundencia ya no fue problema para ellos, lucieron ofensivos, acertados y con seguridad. Mientras que Paraguay no pudo competir como lo habían planeado, primero por las lesiones y después por el golpe anímico del tercer gol en contra apenas iniciada la segunda parte.
#Futbol #Corrupción en Argentina #Copa América