El pentacampeón del mundo hizo acto de presencia en la Copa América, ya con la incorporación de Neymar a la escuadra, que lo hizo más tarde por los compromisos que tuvo con su equipo, Brasil comenzó su competencia para tratar de alcanzar un título más en su historia, hasta ahora ha ganado ocho veces este certamen. Su rival en turno Perú, conjunto que ha conquistado esta competición dos veces, pero que buscará dar un partido a la altura del rival.


Al empezar el duelo, con dos minutos jugados, los peruanos marcaron el primer gol, esto producto de los errores de David Luiz y de Jefferson, que en su afán por disipar el peligro, permitieron que Christian Cueva tomara el balón y tirara, para así sorprender a los brasileños hasta ese instante.


Poco les duró esa ventaja a la rojiblanca, que jugadas después, les empataron el compromiso, con un cabezazo certero de Neymar que entró sin marca para rematar el centro de Dani Alves, el segundo tanto en apenas cinco minutos disputados.


Luego de eso, Brasil tomó la iniciativa y se fue al ataque, Neymar se botaba para que le dieran el esférico e iniciar las ofensivas, pero ya no pudieron marcar de nuevo en esta primera parte. Los peruanos también tuvieron más llegadas, sin embargo, la mayor parte defendieron los embates de la Verde-Amarela.


En la segunda mitad el juego fue muy parecido, Brasil dominó la pelota pero con menos poder ofensivo, Diego Tardelli se perdió como punta, y Neymar siguió fuera de su posición para comenzar las jugadas, tuvo un disparo lejano con poco espacio, que pegó en el larguero. Mientras que Perú estuvo por encima de lo que se esperaba, jugó por momentos a la par de su rival, tuvo latigazos ofensivos, pero ya no con la profundidad que alcanzó en el primer tiempo.


En minutos de compensación, Neymar cedió el esférico a Douglas Costa que estaba sólo por el costado derecho, controló y definió apenas por encima del pie del arquero rival, que se barrió y casi impide que la redonda entrara. Pocos instantes después el silbante decretó el final del encuentro.


Perú, defensivamente se comportó bastante bien, hubo conexión entre sus tres líneas, pero su medio campo fue el que encontró la fórmula para cortar los embates brasileños y generar sus jugadas de ataque. Mientras que los dirigidos por Carlos Dunga siguen con la dependencia hacia Neymar, tienen que ser más independientes ente sí, su defensiva no tiene mucha solidez, el medio terreno estuvo aceptable y su delantera con buena química, aunque no tan contundente como acostumbran.
#Futbol