Tiene 27 años, pero aparenta menos. Stephen Curry posee esa condición que algunos llaman cara de bebé, pero detrás de sus ojos verdes y la apariencia infantil se esconde un asesino. En el juego 5, Curry tuvo la noche que le había faltado en las finales de la NBA, con 37 puntos (pts), que ayudaron a los Warriors de Golden State a ganar 104-91 a los Cavaliers de Cleveland y colocarse a una victoria del campeonato de la NBA.

“El Rey” LeBron James tuvo su tercer juego de 40 puntos en la serie y su segundo con una triple decena al sumar 40pts, 14 rebotes (reb) y 11 asistencias (asts), pero en los momentos más apremiantes, se halló solo, a diferencia de Curry, quien además de encontrar su mejor forma, volvió a contar con el aporte en defensa y en ataque de Andre Iguodala que contribuyó con 14pts, 8reb y 7ast.

Con la serie empatada 2-2, el quinto partido de la serie se convirtió en el duelo bisagra y el ímpetu lo llevó los Warriors que después de vencer a los Cavaliers por 21pts, regresaron a casa, la Arena Oracle.

Nuevamente Iguodala fue titular, los Cavs no cambiaron su cuadro, pero pronto, el coach de Cleveland, David Blatt, ajustó. Timofev Mozgov, quien venía del juego de su vida, fue el sacrificado. La velocidad del cuadro bajo fue demasiado para el silencioso gigante ruso que sólo disputó 9 minutos.

Con 9 de los 18pts en contragolpe en el primer cuarto, los Warriors impusieron su ritmo, pero cuando Blatt igualó la baja estatura con J.R Smith en la cancha, los visitantes recuperaron el control. LeBron James y Tristan Thomspon machacaban en pintura, mientras que Smith se encendió. Dos de sus 4 triples dieron ventaja a su equipo 31-26 y parecía que LeBron tendría una certera ayuda a la ofensiva, pero los 14pts de Smith en la primera mitad fueron los únicos que marcaría el voluble guardia de los Cavs.

Curry inició discreto, marcó su primer triple hasta el segundo episodio, cuando su equipo remontaba su desventaja máxima de siete puntos. Los Warriors mantuvieron el juego cerrado con ayuda de Iguodala, Draymond Green, que antó 10 de sus 16pts en la primera mitad, y Leandro Barbosa, que desde la banca marcó 9 de sus 13 unidades en el segundo parcial cerrado por Harrison Barnes con un foul y cuenta que dio ventaja a sus guerreros 51-50.

El juego estaba en el aire. Curry seguía mesurado; James bajó el ritmo y sólo al final del tercer asalto, cuando LeBron en la banca, los Cavs fallaron sus últimos 4 tiros de campo y los Warriors aprovecharon para ganar el parcial 22-17.

Todo se resolvía en el último cuarto que fue para el basquetbolista más dominante y el más valioso. “El Rey” James acaparó el balón y dio ventaja por la mínima, 80-79 con un triple a más de 10 metros, pero los “Hermanos Splash” respondieron. Primero Curry marcó tres a pesar de la marca pegajosa de Matthew Dellavedova y luego Klay Thomson encaminó el juego 85-80.

Envalentonado James, atacó, desbocado, incluso a tumbos, pero sólo logró desatar al asesino. Curry encestó de todos lados: dobles largos, bandejas, y ante Dellavedova, su otrora letal defensor, dribló, y con ese tiro fugaz, le encestó un triple para el alarido de Oakland. La fiesta de Curry, en la que marcó 17pts, incluyó otro kilométrico t certero disparo para terminar con los caballeros del "Rey"

LeBron dominó, pero Curry liquidó y ahora los Warriors están a una victoria del campeonato, mientras que los Cavaliers afrontarán el juego seis, el 16 de junio, con la desesperación de hombres que desconocen si habrá un mañana. #Deportes Ciudad de México #Deportes Jalisco