Pocas veces un evento esperado con anhelo, cumple y supera lo imaginado. En la victoria en tiempo extra, 108-100, de los Warriors de Golden State sobre los Cavaliers de Cleveland, eso fue lo que ocurrió. Stephen Curry, el jugador más valioso (MVP), lideró la victoria con 26 puntos (pts) y 8 asistencias (ast), mientras que desde la banca, el escolta Andre Iguodala fue pilar en defensa y sus 15pts fueron fundamentales.

LeBron hizo sufrir como nunca a la Arena Oracle de Oakland con sus 44 puntos, y Kyrie Irving, quien se presumía disminuido por lesión, escondió cualquier dolencia durante 44 minutos en los que marcó 23pts, 6ast, 7reb, pero su final, como el de su equipo, fue trágico.

Comenzó el juego y los Warriors se empantanaron en la cancha que los Cavaliers hicieron pesada. Lebron comenzó la noche en que encestó 18 de 38 disparos; Tristan Thomspon y Tomofev Mosgoven dominaron la pintura y tras el primer parcial se fueron arriba por 14.

Steve Kerr tomó la primer decisión difícil de la serie, cuando sacó a su banca y ellos despresurizaron las naves. Marreese Speights, que regresa de lesión, aportó 6 de sus 8 puntos, y junto a Iguodala, comenzaron a remontar. James frenó el embate, pero poco a poco, la pintura sin Mosgov y Thomson, empezó a ser repatriada por los locales. Sin embargo, tras un triple de J.R Smith en los últimos segundos, los cavs fueron al descanso con ventaja de 51-48.

El partido se retomó con tenazas; se disputó sin lujos y cada jugada parecía ser dibujada en un grano de arroz. Cavs impuso el ritmo y Kerr aplicaba una táctica arriesgada: dejó a LeBron con marca individual y éste aprovechó, se hizo de puntos, pero no pudo meter a sus compañeros al duelo.

Thompson mantuvo a flote a Golden State con 7 de sus 21 unidades y en la última jugada del cuarto, Iguodala le robó el balón a James, en contragolpe volcó el balón para dejar el marcador 73-73.

En el cuarto asalto los jugadores se soltaron un poco más. Iguodala encestó dos triples, uno de ellos sin un zapato, incluso Andrew Bogut, anotó sus primeros puntos en 2 juegos y tres cuartos; mientras, Irving y James tomaban el protagonismo, y Mozgov (16pts), como un espía, callado y letal, hizo daño en la pintura. Ellos tres fueron los únicos que anotaron en el cuarto episodio por los Cavs.

Con dos minutos por jugar, James anotó un triple para empatar a 96 y la tensión volvió. En la última posesión de Golden State, Curry dejó atrás a Irving y se elevó para una bandeja sencilla, pero el base de Cavaliers recupero el paso y apareció fantasmal para dar la tapa. LeBron tenía la última palabra, pero falló ante Iguodala. Con 98-98 en la pizarra, todo se definía en tiempo extra.

Curry abrió con 4pts, y en defensa, Green, que aguantó 4 faltas desde el tercer episodio, junto a Bogut, ganaron los últimos rebote. LeBron no pudo ante un estricto y disciplinado Iguodala y con un triple de Harrison Barnes (11pts, 6reb), los Warriors se fueron siete arriba. En la siguiente acción, la tragedia ocurrió: la rodilla izquierda, aquella con historial médico, no le respondió a Irving en una parada súbita. Cayó al suelo y sólo se levantó para ir a los vestidores. Mientras, en la duela, el confetí azul y amarillo inundaba la duela. Cleveland no pudo anotar en el tiempo suplementario y Curry y los Warriors festejaron su defensa ante la primer visita del "Rey" James que ganó varias batallas pero perdió esta guerra.

Aún hay mucho que contar en esta final cuyo capitulo dos continuará el 7 de junio. #Deportes Ciudad de México #Deportes Jalisco