Los aficionados cuestionan la vigencia de "equipo grande" para Cruz Azul, una institución que ha dado tumbos en materia de contrataciones, que lo han sumido en el fracaso los últimos 17 años.

Existió una leyenda urbana que afirmaba que Cruz Azul no volvería a conquistar otro título antes que el León ascendiera a la Liga Mx, como una especie de maldición por haberle ganado en la última final disputada entre ambos en el estadio Nou Camp. No obstante ese adagio aún no se cumple, sólo quedó en una mera superstición o animadversión hacia los celestes por parte de la afición esmeralda.

Lejos está precisamente aquel 1997 cuando Cruz Azul conquistó lo que ha sido su último campeonato de liga cuando aquella artera y polémica patada que el arquero argentino del León David Ángel Comizzo propinó al delantero Carlos Hermosillo, para que el propio veracruzano decretará por la vía penal el gol de oro. Me remonto a aquella época de la maquina, pues en este equipo militaron jugadores que en verdad sentían la playera, como "Lupillo" Castañeda, Benjamin Galindo, Héctor Adomaitis, José Luis Yegros Paco Palencia, entre otros que conformaron una escuadra espectacular y ganadora.

Recientemente la maquina azul conquistó la Copa MX y la Copa de Campeones de la Concacaf, lo que parecía reavivar la pasión y la creencia entre sus seguidores de que retomaría el camino de éxito. Verlo jugar en el mundial de clubes y ante el Real Madrid motivaba el orgullo de su leal afición, pero eso se diluyó ante la posterior cadena de tropiezos.

De su último titulo de liga, la lista de jugadores nacionales y foráneos que han militado con mas pena que gloria por el equipo azul es lamentablemente interminable, situación que ha sido responsabilidad de directivos y promotores al no ofrecer a futbolistas con el perfil adecuado para el estilo de juego que implica el buen trato del balón y de pleno entendimiento entre sus lineas.

Haciendo un breve recuento que futbolistas que en su momento supondrían ser una solución para este equipo, fueron por ejemplo en en el 2001 Rodrigo Astudillo quien arribó con etiqueta de goleador procedente de Talleres de Córdoba pero que en el Cruz Azul sólo consiguió 2 goles en 13 jornadas, siendo titular en únicamente en 2 partidos.

Recuerdo al delantero pampero Marcelo Rios quien engrosó las filas celestes en el 2009 procedente del Santos Laguna donde tuvo un pésimo paso, para clavar una sola anotación para los celestes. Estuvo también el central Edcarlos Conceincao quien se suponía llegó a la maquina en el 2011 para solucionar problemas en la defensa, pero al final sólo los acentuó por su lento estilo y muy baja técnica individual. El joven boliviano Ronald Randés en el 2009, defensa lateral que sólo alineó en 2 encuentros. El delantero Paraguayo Roberto Ovelar que en ese mismo año jugó únicamente 5 partidos y aportó 2 goles.

Con lo anterior se ha logrado desperdiciar plazas de extranjeros, traídos por promotores que crean falsas expectativas de sus representados, además de probablemente inflar el costo de sus pases, seguramente para conseguir una buena tajada económica, en detrimento de una institución que nació para ser grande.

Tambiés es justo señalar que por algua extraña razón al Cruz Azul han llegado elementos extranjeros con estupendas credenciales, pero que a la hora de la verdad no han funcionado con el jersey cementero, al caso recuerdo a Javier Campora quien en el apertura 2005 llegó precedido de muchos goles en su natal Argentina, pero que en trece partidos no logró una sola anotación con el equipo de la Noria. Posteriormente pasó a Jaguares donde consiguió reencontrarse con el gol y mas tarde volvió a coronarse como goleador en su país de origen.

Muchos nos preguntamos ¿acaso no han sido capaz de aprender de sus errores?, ahora que han anunciado la contratación del contención recién naturalizado mexicano Marc Crosas, quien llega de un equipo recién descendido. No es necesariamente malo, pero sin la jerarquía para suplir el posible retiro de un icono, Gerardo Torrado, todo entrega y calidad, pero que las piernas cansadas y el peso de los años superan al enorme corazón de este jugador.

La maquina ha anunciado que mantendrá en su plantel al atacante paraguayo Roque Santacruz con experiencia en el fútbol teutón y la selección paraguaya, pero que, se sospecha, lo mejor que pareciera hacer es saber "administrar" sus lesiones, lo que le limita su mejor rendimiento. Ojalá esta percepción de un giro con el posible repunte del delantero, total, de algo debe servir la oportunidad de seguir en este club.

Existe también, por supuesto, el beneficio de la duda ante la inminente contratación de nuevos elementos, para poder opinar de sus expectativas y no caer en el presente juego de la especulación por el "fútbol de estufa" que no es otra cosa que producto de un radiopasillo, ante un vació de información oficial por parte de los clubes.

En contraparte, la contratación del D.T. Sergio Bueno produjo una sensación de insatisfacción entre sus aficionados, pero déjenme decirles que este estratega, aún si haber conseguido campeonato alguno tiene en su récord mas triunfos en calidad de local, inclusive que los técnicos mas pintados en los tiempos recientes, como Mohamed, Matosas y el campeón actual Pedro Caixinha. Con Chiapas dirigió un total de 35 partidos en su estadio, donde sólo perdió 30 encuentros, números que influyeron en su contratación con lo celestes.

Sabemos que errores de contratación existen y seguirán existiendo en todos los equipos mexicanos y el exterior, sin embargo, lo que no es justo es que sus seguidores sólo reciban disculpas y promesas, cuando han trascurrido casi 18 años de su último titulo de liga. Una sola Copa MX se pierde ante tantos fracasos.

Quienes estamos en los cuarenta y tantos tenemos aún fresca en la mente aquella "maquina" del Cruz Azul de los setenta con los Marín, Montoya, Jara Saguier, "Chaplin" Ceballos, Cornero, Nacho Flores, "Wendy" Mendizabal, Horacio López, entre muchos. Ese si señores, es el Cruz Azul que sus seguidores añoran, para no seguir sintiendo las burlas de sus mas acerrimos rivales. #Futbol