En el papel, el partido más cerrado de los cuartos, Argentina contra Colombia, dos equipos que han quedado ha deber en esta Copa América, ya que no han mostrado el nivel que deberían, mientras los primeros bajan su juego conforme avanza el compromiso, los segundos no generan anotaciones, sólo han marcado una vez, por lo que tienen que demostrar su poder ofensivo.

La primera novedad de los colombianos fue la titularidad de Jackson Martínez, quien había estado en la banca en los tres partidos anteriores, por lo que Radamel Falcao tuvo que quedarse sentado por el momento #Futbolístico poco acertado que muestra.

Los argentinos dominaron la primera parte, se mostraron ofensivos, sin dejar salir de su campo al rival. Lionel Messi, con la misma posición que los encuentros pasados, comenzó a jugar como lo acostumbra, con amagues y encares que le permitieron quitarse a sus contrarios e incluso generar faltas.

Colombia hizo su juego, se defendió y esperó un contragolpe o errores de sus contrarios, pero no fue así. El desarrollo de esta parte estuvo trabado, con faltas de ambos equipos, se mostraron duros en las entradas y sin miedo a meter la pierna.

Hubo una doble atajada de David Ospina, la primera ante un tiro de Sergio Agüero y la segunda con el contra remate de cabeza de Messi, en la que el recorrido que hizo el arquero fue lo que le permitió desviar la redonda.

En la segunda mitad el encuentro siguió en el mismo tono, Argentina apropiado del esférico, mientras que Colombia se defendió con orden, sin ceder espacios y con menos faltas que en la parte inicial.

De nuevo Ospina salvó a su equipo, con un atajada que mandó el balón al poste, después del remate de un contrario en tiro de esquina, desviada que permitió que el partido siguiera empatado y se fuera a los penales.

El primero en cobrar fue James Rodríguez metió su disparo. Luego Messi hizo lo propio. Falcao colocó la pelota cerca del ángulo superior izquierdo al igual que el siguiente cobrador, Ezequiel Garay. Juan Cuadrado tiró al mismo espacio y venció a Sergio Romero. Ever Banega hizo su impacto al lado derecho y convirtió el gol. Luis Muriel falló para Colombia, al pegarle por encima del larguero. Ezequiel Lavezzi le pegó al poste pero el balón se metió. Edwin Cardona casi falla, al mandar su disparo cerca de Romero, pero éste no pudo reaccionar a pesar de tocar la redonda. Lucas Biglia, Camilo Zúñiga, Marcos Rojo y Jeison Murillo no pudieron convertir su tanto consecutivamente. Fue Carlos Tévez quien marcó y le dio la victoria a su escuadra.

Resultado justo para Argentina, quien buscó el resultado, hizo futbol ofensivo, no tuvieron la química que acostumbran, pero trataron de hacer el gol del pase, pero Ospina estuvo en plan grande y no permitió la anotación. Mientras que Colombia se replegó, se defendió,no hizo mucho para generar el tanto del gane, trabó en ocasiones el duelo, y se conformó con una actuación pobre pese a las individualidades talentosas que tiene.